La Junta de Castilla y León ha concedido a Iberaval 5 millones de euros en subvenciones para impulsar la actividad económica de la Comunidad y poder hacer frente al impacto económico y social provocado por la actual crisis sanitaria del COVID-19. Para ello ha aprobado dos expedientes.

Por una parte ha concedido una subvención de 4 millones de euros para el programa ICE Financia 2020, con los que financiar inversiones empresariales realizadas por emprendedores, autónomos y pymes durante el ejercicio 2020. El programa forma parte de las medidas financieras aprobadas por la Junta de cara a proporcionar liquidez a los emprendedores, autónomos y pymes de Castilla y León perjudicados por los efectos del COVID-19, de manera que puedan tener recursos para hacer frente a las necesidades actuales de la situación extraordinaria provocada por esta crisis sanitaria.

El objetivo de la subvención es facilitar el acceso a préstamos avalados para la inversión y el incremento de capital circulante para desarrollar la actividad empresarial y económica, habilitando 80 millones de euros en préstamos bonificados con hasta el 2,5%. De esta manera, se estima que se formalicen 590 proyectos empresariales en la Comunidad, con una inversión inducida de 93 millones de euros y un empleo asociado de 7.000 puestos de trabajo.

AUTÓNOMOS Y  PYMES

Por otra parte, la Junta ha concedido a Iberaval otra subvención de un millón de euros para un programa de bonificación de costes financieros de préstamos y pólizas de crédito avalados para dotar de liquidez a autónomos y microempresas afectadas por la actual situación de emergencia generada por el coronavirus.

Con esta subvención, se estima que se formalicen entre 600 y 700 operaciones de préstamo por importe de 20 millones de euros. Facilitará préstamos de entre 6.000 y 40.000 euros sin intereses. Tendrá una carencia de hasta 12 meses, una amortización de 3 años, y permitirá bonificar los costes de las operaciones solicitadas por pymes de hasta 5 trabajadores y autónomos.