Escombrera junto a un río de la provincia

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy un gasto de 329.594,74 euros para la restauración de 27 escombreras ubicadas en otras tantas localidades pertenecientes a 19 municipios de la provincia de León: Barrios de Luna, El Ganso (Brazuelo), Cabañas Raras, La Bañeza, Pereda Ancares (Candín), Suarbol (Candín), Santiago de las Villas (Carrocera), Cembranos (Chozas de Abajo), Mozóndiga (Chozas de Abajo), Chozas de Abajo, Ardoncino (Chozas de Abajo), Cubillos del Sil, Posadina (Cubillos del Sil), Finolledo (Cubillos del Sil), Quintanilla de Somoza (Luyego), Sancedo, La Vid (Pola de Gordón), Rabanal de Frenar (La Robla), Santovenia de la Valdocina, Villabalter (Sariegos), Carbajal de la Legua (Sariegos), Valderas, Vilela (Villafranca del Bierzo), Pobladura de la Fontecha (Valdevimbre), Vallejo (Valdevimbre), Villamañan y Truchillas (Truchas).

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León desarrolla estas actuaciones dentro de la gestión integral de los residuos de construcción y demolición, para la prevención, recuperación, reciclado y eliminación de estos residuos en todas las provincias de la Comunidad, todo ello encuadrado en la línea establecida en el Séptimo Programa de Acción Medioambiental de la Unión Europea y del Plan Integral de Residuos de Castilla y León. El proyecto se cofinancia por el Fondo FEDER 2014-2020. “Europa impulsa nuestro crecimiento”.

Las obras a realizar por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en dichas escombreras se centran en la identificación y tratamiento de residuos no inertes mediante su transporte a gestor autorizado o su entrega a un punto limpio; recogida de elementos volados y material disperso. En caso de ser material inerte se transportarán y verterán en la escombrera principal para adecuarlos conjuntamente con el resto de residuos. En caso de plásticos o materiales no inertes, se separarán y transportarán a un gestor autorizado.

También en el condicionamiento de escombros para su perfilado y compactado en zonas planas y taludes; el extendido de tierra de cubrición mediante material de 25 cm de espesor; y la siembra manual mediante mezcla de semillas de especies vegetales herbáceas y leñosas.