Los zamoranos ya han manifestado en la calle su descontento

Cuatro plataformas ciudadanas de Zamora han suscrito un manifiesto con medidas concretas para revertir la situación de declive y crisis económica de la provincia, así como la despoblación y la fuga del talento joven. Las plataformas son Coordinadora Rural, Viriatos, Zamora 10 y Movimiento de Jóvenes Rurales Cristianos Nos Terra Maira.

El manifestó va dirigido a las administraciones públicas y a los partidos políticos, a los que proponen medidas concretas para revertir la situación.

Este movimiento es paralelo al surgido en León con la iniciativa sindical de crear una Mesa por el futuro de León, aunque en el caso de Zamora no se integra a los partidos políticos ni a las administraciones, ya que son la parte demandada. Es otra manera de encarar el mismo problema que se padece en León: despoblación, baja actividad económica, huida del talento y crisis económica crónica.

Texto íntegro del manifiesto de las plataformas zamoranas:

“Las plataformas abajo firmantes, unidas con la misma preocupación por el futuro de nuestra provincia, azotada por el drama de la despoblación y del grave declive socio-económico que esta produce, pero reunidas con la misma ilusión de sentir que lo que nos ocurre es posible revertirlo para poder convertir a Zamora en su conjunto en un lugar digno en el que vivir y por el que apostar, queremos manifestar nuestro convencimiento de que de esta situación solo es posible salir si somos capaces de realizar un trabajo conjunto entre las administraciones, los partidos políticos, los sindicatos, las plataformas ciudadanas, sectores económicos, etc. Todos unidos por un mismo objetivo, el futuro de la provincia de Zamora.

Dicho trabajo requiere que cada uno de nosotros seamos capaces de olvidar lo que nos separa para buscar aquellos puntos en los que estamos de acuerdo y, desde ahí, comenzar a diseñar planes de futuro. Precisamente este trabajo conjunto es lo que, como plataformas ciudadanas, venimos haciendo desde hace varios meses.

Un trabajo que ha partido de la convicción de que tenemos que empezar a creer en lo nuestro porque, para poder revertir el drama de la despoblación y de la crítica situación socio-económico de la provincia, debemos empezar nosotros mismos a contemplar nuestros pueblos y ciudades como lugares dignos para estar con un estilo de vida propio (desde nuestros valores) y alternativo al de las grandes ciudades (ni mejor…, ni peor, simplemente distinto).

No podemos seguir animando a que nuestros jóvenes se vayan a construir su vida lejos de aquí. No podemos seguir mirando con tristeza, acusándolos de ingenuos, a aquellos jóvenes que deciden intentar crear un proyecto de vida en el territorio que los vio nacer.

Sin embargo, queriendo tener una visión positiva de la realidad, no queremos caer en ningún tipo de ingenuidad. Por esto creemos que las verdaderas ilusiones con proyección de futuro solo se diseñan a partir de planes concretos. Con lo cual no basta con que los ciudadanos creamos en lo nuestro y reivindiquemos su valor, también es necesario que las administraciones públicas adopten medidas concretas, medidas tales como:

1.- Señalar beneficios fiscales, a través del IRPF, para las personas que vivan (realmente) en los pequeños municipios.

2.-Incentivar la residencia (y/o el desarrollo de su actividad profesional) de los trabajadores públicos (sanitarios, profesores/as, Guardia Civil, etc) a través de bonificaciones económicas, pero también con otras medidas como puntuaciones especiales, la posibilidad de participar en proyectos de formación y de investigación, etc.

3.- Fomentar los negocios locales a través de una discriminación fiscal positiva o incluso con legislaciones especiales que permitan, por ejemplo, combinar varios negocios en un solo local (como por otra parte, se hizo siempre en los pueblos). En este sentido queremos recordar que un pequeño negocio en un pueblo (un bar, una tienda, etc.) es una fuente de riqueza económica pero también un lugar de encuentro y socialización.

4.-Considerar, teniendo en cuenta nuestros indicadores socioeconómicos, la provincia de Zamora, como “zona cero” de la despoblación en España, desarrollando planes concretos que permitan revertir la situación actual.

5.-La creación y puesta en marcha de forma coordinada entre todas las administraciones de un plan para la atracción de nuevas inversiones y/o empresas a la provincia de Zamora, y el desarrollo de las ya existentes, que incluya medidas fiscales, económicas y administrativas que permitan su desarrollo.

Y 6.- En definitiva, queremos hacer una llamada para empezar a poner en marcha soluciones realistas que contribuyan a frenar y revertir la situación en la que nos encontramos.

Recuperemos la mirada positiva a nuestros pueblos y pongámonos a trabajar todos juntos, administraciones, partidos políticos y sociedad civil, arrinconando nuestras diferencias y poniendo en valor nuestro único objetivo, el desarrollo socio-económico de la provincia de Zamora”.

#Coordinadora Rural, #Viriatos, #Zamora 10 y #Movimiento de Jóvenes Rurales Cristianos #Nos Terra Maira