Unicaja
Oficina de Unicaja en la capital leonesa /MC

El fuerte incremento de las comisiones y la drástica reducción de costes por la aplicación del programa de cierre de oficinas y traslados forzosos de empleados a Andalucía son dos de las circunstancias que han impulsado el beneficio del banco andaluz Unicaja hasta el tercer trimestre de este año. Así, el beneficio crece hasta los 159 millones de euros, un 11,8% más que en el mismo periodo del año anterior.

En un largo comunicado de prensa, el Grupo Unicaja Banco explica sus excelentes resultados al cierre del tercer trimestre del año. El grupo financiero andaluz ha obtenido un beneficio neto de 159 millones de euros, lo que supone un aumento del 11,8% respecto al mismo período del ejercicio 2018.

La mejora de este resultado está fundamentada en un aumento del margen bruto -impulsado por el incremento de un 5,1% de las comisiones netas- y en una disminución de los gastos de explotación del 2,5%, así como en unas reducidas necesidades de saneamientos. También mejoran los ingresos por dividendos, los resultados de operaciones financieras y otros resultados netos de explotación.

Asimismo, en este período destacan el incremento del crédito y de las nuevas operaciones de financiación crediticia; el crecimiento de los recursos vista y fuera de balance; la disminución de los activos no productivos, a la vez que se mantienen los elevados niveles de cobertura; el mantenimiento de los altos niveles de solvencia; y los altos y holgados niveles de liquidez.