La última novela de Carlos Fidalgo, “Stuka” llega ya a las librerías

El periodista y escritor leonés ganó con este trabajo el Premio Letras del Mediterráneo de la Diputación de Castellón

“Stuka”, la novela con la que el periodista y escritor leonés Carlos Fidalgo ganaba hace unos meses el Premio Letras del Mediterráneo de la Diputación de Castellón, estará ya disponible en las librerías en los próximos días. El propio autor define su última novela como “la historia de un avión siniestro. Pero sobre todo es un relato sobre la identidad sexual y la violencia que sufren las mujeres cuando la guerra llega hasta tu casa y no hay donde esconderse”

La novela está ambientada en Berlín durante los Juegos Olímpicos de 1936 y durante el cerco del Ejército Rojo en el 45, y en Castellón y el Alto Maestrazgo, bombardeado por la Legión Cóndor en la primavera de 1938. Los Stuka eran, según recuerda Fidalgo, “una máquina de matar que se fogueó durante la Guerra Civil española y sembró el pánico en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial”.

PREMIO DIPUTACIÓN DE CASTELLÓN

En enero de este año, Carlos Fidalgo ganaba el premio Letras del Mediterráneo, que entrega la Diputación de Castellón, en su categoría de novela histórica, con la historia de “Stuka”. Tras conocer la concesión del premio, Fidalgo destacaba que este premio “rompe moldes en España” ya que se entrega a novelas aún en construcción o sin publicar que se ambienten en la provincia de Castellón. Además, los organizadores del galardón también invitan a los autores participantes a “conocer personalmente los escenarios” para introducir rigor en sus escritos.

En “Stuka”, el autor berciano recupera la historia de los bombardeos que la Legión Cóndor llevó a cabo en la primavera de 1938 en la zona del Alto Maestrazgo. La novela, que también se ambienta en Berlín, durante los Juegos Olímpicos de 1936 y durante el cerco del Ejército Rojo en abril de 1945, tiene como tema de fondo la identidad sexual y la violencia que se ejerce contra las mujeres en tiempo de guerra. También aparece, en un epílogo inquietante, el aeródromo leonés de La Virgen del Camino.

Los aviones Stuka, usados por la Luftwaffe para sus bombardeos en picado, fueron una máquina de matar cuyo uso se experimentó durante la Guerra Civil. Posteriormente, sus alas de gaviota invertida sembraron el pánico alrededor de Europa durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial.

Carlos Fidalgo, segundo por la derecha, en un acto de la Fundación MonteLeón

FUNDACIÓN MONTELEÓN

En noviembre del pasado año, Carlos Fidalgo participaba en Astorga en un debate organizado por la Fundación MonteLeón bajo el título “Periodismo y Literatura. Salto mortal sin red”, en el que compartió protagonismo con los también escritores y periodistas Juan Carlos Vázquez, Francisco Muro y Emilio Gancedo.

En su intervención, Fidalgo mostró su apoyo a la literatura en los periódicos, el introducir relatos que cuenten realmente historias valiéndose del “género narrativo” para contar el mundo real de una forma cercana a las historias literarias. «Una novela puede contar la realidad, puede contarla casi mejor que un reportaje de un periódico, porque no lleva la presión del tiempo y se pueden crear contenidos de calidad».