La Unidad Militar de Emergencia UME, además de efectuar directamente la desinfección de pueblos y lugares importantes de toda la provincia de León para luchar contra la propagación del COVID-19, se ha dedicado hoy a labores de formación a los agricultores y ganaderos del Páramo leonés para que puedan también realizar estas tareas cuando a ellos no les sea posible acudir.

El objetivo de la UME – en esta ocasión en colaboración con el Ayuntamiento de Santa María del Páramo – no es otro que lograr la mayor eficiencia posible en las labores de limpieza y desinfección viaria.

Los efectivos del ejército han estado dando instrucciones a los campesinos de Grajal, Sahagún y Santa María del Páramo de cómo pueden utilizar la maquinaria agrícola de la que disponen – usando tractores y ventiladores para nebulizar agentes desinfectantes para estas labores de lucha – contra el coronavirus y así poder aportar su granito de arena y paliar la sobrecarga de trabajo a la que están sometidos los soldados de esta unidad del Ejército especializada.

Medidas similares, con las que se pretende alcanzar una mayor eficiencia en las labores de limpieza y desinfección, ya se han probado con éxito en otras localidades como Castillo de Bayuela en Toledo, Quintanar del Rey en Cuenca o incluso en los pabellones de Ifema de Madrid (donde se usaron cañones de nieve).

El Ayuntamiento de Santa María del Páramo informó de que fueron numerosos los agricultores de la comarca los que acudieron a la zona donde se sitúan los depósitos de agua de la localidad, donde la UME llevó a cabo esta acción informativa.