La confirmación de que el Gobierno participará de forma activa en la Mesa por el futuro de León ha sido el único compromiso adoptado este mediodía por la vicepresidenta del Gobierno, Teresa Ribera, en una reunión que ha mantenido con responsables de los sindicatos UGT y CCOO y que se ha prolongado durante algo más de una hora en la Subdelegación del Gobierno de la capital.

En una breve declaración ante la prensa, en principio sin preguntas – aunque la compañera de RNE ha logrado que la vicepresidenta conteste al menos a una- Teresa Ribera se ha mostrado muy satisfecha con los resultados de la reunión, explicando que el motivo de la misma era escuchar y tomar nota de las reclamaciones de los sindicatos y de las propuestas y motivos para constituir la Mesa por el futuro por León. Ribera ha manifestado conocer perfectamente la situación de gravedad económica por la que atraviesa la provincia, de forma especial la situación crítica de las cuencas mineras,  y ha comprometido el total apoyo del Gobierno central a esta iniciativa, que ya es conocida por el presidente del Gobierno a través de la carta que hace unos días le remitían los sindicatos UGT y CCOO.

Teresa Ribera ha comparecido ante los periodistas acompañada por el secretario provincial y diputado nacional del PSOE, Javier Cendón; y por el presidente de la Diputación, Eduardo Morán. Sin embargo, no ha estado presente el alcalde de la ciudad, el también socialista José Antonio Diez.

Teresa Ribera
Detalle parcial de la reunión con los líderes sindicales /MC

SINDICATOS

Por parte de los sindicatos han comparecido ante la prensa los secretarios autonómicos de UGT y CCOO, mientras que los secretarios provinciales de ambos sindicatos permanecían en segundo plano.

Los líderes sindicales se han mostrado muy optimistas y esperanzados por el resultado de la reunión,  cuyo objetivo, según han remarcado, no era otro que conseguir que el Gobierno central participase de forma activa en la Mesa por el futuro de León. Los responsables sindicales consideran que se ha dado un gran paso adelante , por lo que conseguido ese objetivo, la Mesa podría constituirse antes del domingo 16 de febrero, fecha en la que están convocadas tres manifestaciones en León, Ponferrada y Villablino para exigir a las instituciones públicas medidas concretas para la reindustrialización de la provincia. En ningún caso los sindicatos desconvocarán estas movilizaciones, a pesar de que ya han conseguido que todas las instituciones, desde el Gobierno hasta la Junta pasando por la Diputación se sumen a la Mesa.

Ambas partes han coincidido en señalar que no era objetivo de esta reunión avanzar en nuevos compromisos ni en fijar planes concretos, ya que primero hay que constituir la citada Mesa y luego elaborar una serie de propuestas, con medidas urgentes. Una vez aprobadas las prioridades de actuación, las medidas deberán contar con un calendario y, sobre todo, con presupuestos comprometidos. Y hay que recordar que ni el Gobierno central ni la Junta de Castilla y León han aprobado aún sus presupuestos para este año.

ZAMORA

La ministra llegaba a León pasadas las 13:30h procedente de Zamora, en cuya capital ha participado en un foro sobre despoblación bajo el título “Razones para quedarnos”. En este foro, la vicepresidenta sí ha concretado medidas que va a asumir el Gobierno en Zamora, como reactivar el antiguo recinto militar de Monte la Reina o una serie de actuaciones en La Raya, zona limítrofe entre Zamora y Portugal.

Ha sido en Zamora, donde Teresa Ribera ha respondido a preguntas de los periodistas sobre León, asegurando que el modelo de cambio energético en la provincia leonesa se veía venir desde hace años y reconocía que “hemos llegado tarde” a la hora de proponer alternativas. Y añadió que iba a León “con la voluntad de escuchar y de impulsar trabajos en beneficio de la provincia”.