Cámara de Comercio de León

La Cámara de Comercio de León hace suyas las medidas que la Cámara de España, que representa a todas las cámaras de comercio, ha elevado al Gobierno para salvar al sector turístico, uno de los más afectados por la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus. Las propuestas son de carácter fiscal, laboral y financiero.

En un amplio comunicado, las Cámaras de Comercio hacen un análisis del sector turístico, especialmente afectado por la crisis. “La restricción a la movilidad, el cierre de fronteras, la limitación de aforos, o los cierres de oferta turística han afectado gravemente a la campaña de verano, en plena temporada alta”

Las cifras que se aportan en el análisis son demoledoras: “El número de turistas extranjeros que han visitado nuestro país en el mes de julio ha experimentado una caída del 62,7 % respecto al mismo periodo de 2019. En esta misma línea, el gasto declarado ha caído un 79,5 % en este mismo periodo”

Por todo ello, la Cámara de España subraya la necesidad de profundizar o poner en marcha medidas de carácter urgente para aminorar el impacto de la pandemia, en concreto destacan:

  • Flexibilizar las condiciones de los ERTE, permitiendo ampliar su vigencia y volviendo a las bonificaciones de las cotizaciones sociales, como se contempló el pasado mes de abril. En relación con estas bonificaciones, adecuar la exigencia de mantenimiento del empleo actualmente fijada a la generación efectiva de una demanda que contribuya a sostener dichos costes.
  • Medidas adicionales de alivio de las cargas fiscales de las empresas, además, de las actuales moratorias en pagos de impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social. En concreto:
  • Suspensión y/o aplazamiento automático, y sin intereses, del pago de impuestos nacionales, autonómicos y locales vinculados al sector para todas las empresas, independientemente del volumen de negocio.
  • Continuar con el aplazamiento del pago de las cuotas de la Seguridad Social sin coste financiero para todas las empresas.
  • Eliminación de costes derivados del pago de impuestos por la realización de actividades que ayuden a la lucha contra la pandemia, por ejemplo, el pago de IVA asociado a donaciones o compra de suministros de innovación llevada a cabo por las empresas para transformar sus instalaciones en lugares seguros
    • Mantener líneas de financiación específicas para las empresas solventes del sector que permitan aliviar sus tensiones de tesorería. También en el ámbito financiero, permitir la extensión de los períodos de carencia y amortización, así como el incremento de los porcentajes de garantía en las líneas de crédito y los avales ICO.
    • Intensificar las actuaciones dirigidas a incrementar la confianza de los posibles visitantes extranjeros, reforzando la imagen de España como destino turístico seguro desde el punto de vista sanitario.
    • Dar prioridad a una gestión ágil y efectiva de los fondos europeos incluidos en el programa ‘Next Generation EU’, involucrando especialmente a los sectores más afectados, como el turismo, y colaborando con el sector privado en el diseño y ejecución de dichos fondos.

El documento completo de “Medidas para garantizar la subsistencia y recuperación del sector turístico ante la crisis del COVID-19”, actualizado tras la campaña de verano, incorpora una serie de actuaciones adicionales para el medio plazo, incluyendo los ámbitos de conectividad aérea, IVA turístico reducido, refuerzo de la promoción, cooperación y coordinación, entre otros.