El emprendimiento es vital para garantizar el crecimiento de la economía y más aún ahora que la crisis sanitaria ha hecho mella en el tejido empresarial, mayoritariamente de pymes, no sólo en la comunidad sino en todo el país.

Castilla y León tiene en marcha desde hace algunos meses una interesante Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos, que busca estimular el emprendimiento en la comunidad.

Esta financiación significará un auténtico revulsivo en la comunidad y permitirá a muchos trabajadores acceder a nuevos puestos de empleo y a pesar que el proyecto se ha visto afectado durante los meses de cuarentena, se ve ahora como un importante impulso de cara a la recuperación.

¿CUÁLES SON LAS CLAVES?



La Consejería de Empleo e Industria y la de Economía y Hacienda serán las encargadas de implementar esta estrategia anunciada ya hace unos meses. Para garantizar su éxito contarán con 700 millones de euros de presupuesto, de los cuales 450 serán extraídos de fondos públicos.

Esto permitirá aumentar las posibilidades para emprender en la comunidad, lo que beneficiará a largo plazo al conjunto de la economía. Además, la estrategia favorecerá la creación de puestos de empleo en entornos rurales, que pierden población a un ritmo alarmante desde hace años.

APUESTA POR EL CAMPO

Más allá del impulso a pymes y autónomos, la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos tiene como objetivo el campo. Se creará una plataforma de emprendedores rurales y un Banco de Proyectos Rurales. La plataforma contará con una financiación de 6.000 euros durante los tres primeros años, que permitirán dinamizar un entorno que pierde mucha población por la falta de oportunidades.

Además, se buscará la creación de 5.000 puestos de empleo rural a través de un Fondo para Crisis Empresariales y un nuevo Fondo para Proyectos de Recursos Endógenos con una dotación de 30 millones de euros.

El gobierno de Castilla y León apuesta así por el emprendimiento con la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos ya que, además de beneficiar a autónomos y pymes, el campo se verá dinamizado y respaldado por las instituciones.

EL IMPULSO A LA CIBERSEGURIDAD

A esta iniciativa se une otras como la Lanzadera Financiera, en la que se han invertido ya más de 6,5 millones de euros en los últimos cuatro años a través de las distintas líneas de apoyo de consolidación y desarrollo de procesos de I+D+i en materia de Ciberseguridad y en Compra Pública Innovadora (CPI).

Este apoyo financiero se ha dirigido a desarrolladores de tecnología y a empresas, pymes y emprendedores para impulsar proyectos de I+D en ciberseguridad, para la creación y obtención de certificados y sellos de confianza digital, muchos de ellos dirigidoa a apoyar el teletrabajo seguro, así como participar y gestionar proyectos europeos en ciberseguridad, algo que se ha demostrado tan importante en estos últimos meses en los que la pandemia ha obligado a varias la rutina de tantas empresas y ha hecho patente que el teletrabajo ha llegado para quedarse.

Recordemos además que La Junta está impulsando los trabajos dirigidos a apoyar la candidatura de León como sede del Centro de Ciberseguridad Europeo, en coordinación con el Gobierno de España, para acoger la sede del Centro Europeo de Competencia Industrial, Tecnológica y de Investigación en Seguridad (European Cybersecurity Industrial, Technology and Research Competence Center).