Parque Tecnológico
Entrada al Parque Tecnológico de León

La provincia de León, que cuenta con un importante sector industrial químico, farmacéutico y veterinario, no está aprovechando la huida de importantes multinacionales del sector que buscan nuevos destinos por la radicalización social y política de Cataluña, un territorio que hasta ahora aglutinaba gran parte de este sector industrial de España.

Multinacionales líderes del sector como Bayer o Novartis abrirán sus próximos negocios en la comunidad de Madrid, lo que se entiende como un progresivo abandono de su presencia en Cataluña debido a la creciente inestabilidad política derivada del proceso independentista. Lo mismo sucede con numerosos laboratorios farmacéuticos, que, de manera silenciosa, prefieren ubicarse en Madrid.

La multinacional Bayer, con 120 años de presencia en España, ha anunciado un ERE que sólo afectará a su plantilla de Barcelona. Se irán a la calle 75 empleados de su centro en Sant Jan Despi (Barcelona). Al mismo tiempo, la multinacional alemana aumentará sus inversiones, hasta los 23 millones de euros,  en el resto de España, sobre todo en Madrid, donde la plantilla de sus laboratorios  crecerá un 30%.

Por su parte, la multinacional suiza Novartis, con una histórica e importante presencia en Cataluña, acaba de decidir que instalará en Madrid la sede de una de sus filiales, Avexis. Novartis mantiene en Cataluña cinco plantas de producción y la sede de dos de sus filiales. Pero el futuro es incierto. La continuidad en Cataluña comienza a ser cuestionada.

Desde 2015 Cataluña está dejando de ser el foco principal de las inversiones del sector químico y farmacéutico. Las nuevas inversiones se concentran en la Comunidad de Madrid y la tendencia es creciente.

¿Y LEÓN?

La desinversión en Cataluña por parte de las industrias farmacéuticas y químicas no está siendo aprovechada por el importante sector ubicado en la provincia de León. No hay iniciativas desde León para ofrecer a estas multinacionales y a nuevos laboratorios la larga experiencia en este sector, así como el suelo industrial disponibles y sus infraestructuras.

El nuevo alcalde de León, el socialista José Antonio Diez, anunciaba poco después de tomar posesión del cargo su disposición a fomentar una especie de oficina de captación de nuevas inversiones, sobre todo en sectores pujantes de la economía leonesa como el químico, farmacéutico y veterinario. Nada se sabe aún de esta iniciativa.

Asimismo, la publicación reciente por parte de la Universidad de León del trabajo “Diagnóstico de la provincia de León” hacía hincapié en la necesidad de potenciar, entre otros, los sectores químicos y farmacéuticos para hacer realidad la reindustrialización de la provincia y la concreción de alternativas reales a la crisis de la minería y de las centrales térmicas.

En esa misma publicación se califica de “estratégico” el clúster químico y farmacéutico por su capacidad para crecer y captar innovación y talento en la provincia. Por todo esto, la huida de Cataluña de empresas de este sector podría ser una oportunidad para León. Como ha reiterado el alcalde, León ofrece una excelente formación a través de una Universidad potente en estos sectores, una larga tradición industrial, competitividad del sector, infraestructuras, logística y calidad de vida.