* Imagen de Marcos Mínguez.

Las farmacias de la provincia de León disponen desde ayer jueves de cien mascarillas quirúrgicas por oficina de farmacia a precio razonable, gracias a la gestión colaborativa de la cooperativa farmacéutica COFARLE y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de León.

Por el momento, el Colegio no ha recibido respuesta ante la solicitud a la administración de la intervención del precio de material de protección ante el coronavirus, ni ante el ofrecimiento para el reparto controlado y gratuito de mascarillas a los ciudadanos, a través de la tarjeta sanitaria.

La institución colegial asegura que desde la cooperativa confirman que la distribución regular y a precio razonable de mascarillas, durante las próximas semanas, está garantizada.

“Desde hace semanas el trabajo de colaboración entre COFARLE y el Colegio está siendo continuado, tanto en información como en la garantía de distribución de medicamentos para determinados pacientes durante el estado de alarma. Desde el Colegio agradecemos a la cooperativa el esfuerzo diario realizado, de 6.000 kilómetros diarios recorridos para garantizar el acceso de medicamentos y productos de protección, a toda la provincia”, reconoce el Presidente de los farmacéuticos, Javier Herradón Muñoz.

Herradón pide a los leoneses, de nuevo, responsabilidad ante el uso de mascarillas y recuerda la prioridad de pacientes contagiados por COVID19, inmunodeprimidos y personas mayores.

Recuerda que las mascarillas quirúrgicas evitan que el virus traspasede dentro a fuera, por lo que son fundamentales en enfermos o personas con síntomas respiratorios que indican que pueden tener la enfermedad, y sus cuidadores.

¿CÓMO SE UTILIZAN LAS MASCARILLAS?

El colectivo farmacéutico recuerda la importancia de no relajarse y de mantener unas medidas higiénicas y de prevención correctas cuando se utilicen las mascarillas.

PARA PONERSE LA MASCARILLA

1.- Antes de utilizar una mascarilla, lavarse las manos con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica.

2.- Coger la mascarilla por las cintas o gomas laterales y colocarla en la cara, con la parte impermeable hacia el exterior.

3.- En caso de disponer de pinza nasal, ajustarla a la nariz y engancharla a las orejas o atar las cintas a la parte posterior de la cabeza. Asegurarse de que la mascarilla cubre también la barbilla y por último, pellizcar la pinza nasal con ambas manos para ajustarla a la nariz.

Desde el Colegio, advierten de la importancia de no tocar la mascarilla durante su uso y, de hacerlo, lavarse las manos antes y después con jabón o con solución hidroalcohólica. Además, indican que no se debe colocar en la frente o debajo de la barbilla durante o después de su uso.

PARA QUITARSE LA MASCARILLA

1.- Higienizarse las manos de nuevo – antes y después – y retirar la mascarilla sin tocar la parte frontal y desecharla, tras unas 4 horas de uso, en un contenedor provisto de una o dos bolsas.

El Presidente del Colegio de Farmacéuticos hace hincapié en que el material desechable como mascarillas, guantes o jeringuillas no deben llevarse al Punto Sigre de las farmacias y recomienda no acudir a las mismas si no es imprescindible. Indica también, conservar en casa los medicamentos caducados o envases vacíos hasta que finalice el estado de alarma, siendo solo una opción desecharlos en el Punto Sigre cuando haya que acudir a la farmacia por causa de fuerza mayor.

Los residuos de enfermos de coronavirus y sus materiales desechables deben introducirse en una bolsa negra que estará dispuesta en un contenedor dentro de la habitación del enfermo. Tras cerrar ésta, se introducirá en otra junto al material desechable utilizado por el cuidador, cerrándola a continuación, antes de salir de la habitación. Por último, esta bolsa se desechará en la bolsa del resto de residuos domésticos y será depositada en el cubo de basura general, no reciclable. Tienes un artículo detallado con todas las recomendaciones aquí.

¿PUEDO REUTILIZAR LAS MASCARILLAS?

El Colegio de Farmacéuticos recuerda que las mascarillas quirúrgicas – como las filtrantes – se consideran no reutilizables pero ante la situación de escasez, si debieran reutilizarse, indican que la desinfección de las mismas se realice de forma individual y que nunca se compartan.

El calor es uno de los métodos más seguros, a 70ºC durante 30 minutos. También existen estudios sobre desinfección con aire caliente de secador, durante 30 minutos, no así respecto a la desinfección con microondas. Respecto a la desinfección por radiación ultravioleta, se tiene constancia de su uso dosis bajas, que no afectaría la eficacia de filtración, no indicando dosis más altas. En cualquier caso no utilizar nunca jabón, lejía o alcohol.