La sala de exposiciones de la Escuela de Arte de León, en la calle Pablo Flórez, a la sombra de la catedral, se ha convertido en un bosque artístico de telas y tejidos. Se trata de los trabajos fin de grado de cuatro alumnas de la rama textil. Ana Campos, Curri Lanau, Andrea Vidal y Sandra González exponen sus trabajos bajo una misma línea: la innovación, la experimentación, la  creatividad y la originalidad. Las telas convertidas en obras de arte.

Se recomienda la visita a esta exposición, que está abierta en la planta baja de la Escuela de Arte. Las obras expuestas demuestran la calidad de la formación y, sobre todo, la apuesta por la creatividad y la experimentación con materiales de todo tipo que inspira la Escuela.

Obras de Curri Lanau/ MC

En las próximas semanas esta exposición viajará a las salas de la cercana Fundación Vela Zanetti y es posible que también ocupe un lugar de honor en las salas del Instituto Leonés de Cultura. Estas exposiciones son un espaldarazo a unas alumnas que se han volcado durante dos años en la formación y en la maduración de su creatividad. El director de la Escuela, Miguel Mielgo, no oculta su satisfacción por los resultados obtenidos. Tras la exposición de textil se irán sucediendo la exhibición de trabajos fin de grado de otras materias.

Las propuestas de Andrea Vidal /MC

OBRAS DE ARTE

Un auténtico bosque de telas y color recibe a los visitantes. Son los trabajos de Ana Campos, quien lleva más de tres años investigando y experimentando sobre la estampación botánica en todo tipo de telas, sobre todo linos, algodón y seda. La estampación se consigue mediante tintes naturales, no usa medios artificiales o sintéticos. El objetivo es plasmar en la tela la naturaleza y en este caso la imagen, el color y hasta el sabor y el olor del otoño.

En sus telas, Ana Campos estampa el otoño leonés con toda la variedad de ocres, amarillos y marrones. Son horas de trabajo de campo, recorriendo valles y montañas de la provincia para recoger hojas secas, ramas, raíces. Toda la flora leonesa está plasmada en este bosque textil otoñal.

Campos recoge su trabajo de tres años en un libro muestrario de telas y estampaciones. Una maravilla.

Espectacular escultura textil de Sandra González/ MC

Curro Lanau, llegada desde Barcelona, es otra de las alumnas que expone sus trabajos de fin de grado en la Escuela de Arte. Otra investigadora de materiales, técnicas y colores. En este caso también utiliza materiales textiles de desecho para convertirlos en un nuevo modelo de expresión artística. Lanas, color y métodos artesanales. Su método es experimentar, fusionar e integrar ligamentos, texturas y colores con absoluta libertad. Es evidente la influencia oriental en el resultado final de sus obras.

La tercera artista que expone sus trabajos finales de grado es Andrea Vidal, también de origen catalán. Expone dos únicas obras en las que predomina la técnica del nudo de alfombra, los vivos colores y la suave textura. Su objetivo es, asimismo, experimentar, romper el estancamiento, buscar nuevas formas de expresión.

Sandra González es la cuarta artista, con una propuesta capaz de convertir el textil en esculturas vanguardistas. Experimenta con materiales como el plástico y el alambre para construir estructuras arquitectónicas, que se complementan con una iluminación adecuada que resalta las formas y con una música que ayuda a la comprensión de estos mensajes contemporáneos y de vanguardia.

En resumen, una exposición muy recomendable. El textil convertido en arte tras un largo proceso de investigación y maduración. Un éxito de la Escuela de Arte de León, tan dinámica e innovadora como desconocida.