La Catedral de León ha sido esta noche el escenario de la lectura de los Fueros de León, organizado por SOFCAPLE (Sociedad para el Fomento de la Cultura de Amigos del País Leonés) en colaboración con el Ayuntamiento de León y otras administraciones públicas. El claustro ha acogido a decenas de personas en una perfecta puesta en escena dados los malos tiempos que corren debido al coronavirus. Lecturas guardando las distancias y conservando las mascarillas.

El alcalde leyó algunos de los decretos del Fuero de León

Antes del inicio del acto conmemorativo de los mil años del Fuero de León, el alcalde, José Antonio Diez, ha recordado que se trata de “una fecha que es esencial para la historia de León y de España”.

Este conjunto de leyes establecidas por Alfonso V en el siglo XI es fundamental en la historia del Reino de León y de España porque regulan aspectos sociales, institucionales y económicos del Reino y de la ciudad de León. En concreto, los Fueros de la Ciudad de León, cuyo milenario se conmemoraba este sábado, fueron promulgados en 1020 y forman parte de las leyes más antiguas con jurisdicción en todo el reino que se conocen sientan bases para organizar la repoblación en el reino y para marcar e impulsar toda la vida en su territorio.

“Unos textos de relevancia mundial que refuerzan la importancia de León históricamente como reino de referencia, determinante influencia histórica y jurídica en esos siglos y germen también del Parlamentarismo, ese título esencial para nuestra historia reconocido por la UNESCO”, ha explicado el regidor.

PRÓXIMO LIBRO

La Lectura de los Fueros de León ha sido el prólogo a una serie de actividades que se desarrollarán a lo largo del año. A esto se le añade la presentación del libro sobre el Fuero de León, una edición magistral que ha coordinado Vicente Carvajal, socio y ex presidente de SOFCAPLE y que “será un joya bibliográfica e histórica que pondrá el acento en el importante papel histórico de estos documentos del Fuero de León, primeros textos históricos de regulación de las normas de convivencia y germen de texto similares en todo el mundo”, ha puntualizado José Antonio Diez.