La ciudad de León aprovecha el estado de alarma derivado de la pandemia del coronavirus para planear la recuperación de  espacios urbanos para los peatones, restando protagonismo al tráfico rodado. Los servicios técnicos municipales ya están trabajando en este proyecto, que, en principio, está impulsado por la necesidad de mejorar el distanciamiento social como medida para combatir la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, la iniciativa municipal tiene vocación de permanencia. Así, desde el punto de vista de la movilidad, el Ayuntamiento está planificando, según un comunicado oficial de la Alcaldía,  la priorización de los modos peatonales, bicicleta, Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y transporte público. Como consecuencia de ello se liberará espacio para destinarlo al resto de usos sociales y económicos ampliando las áreas peatonales y estanciales así como las comerciales y turísticas, se estudia la reducción de la velocidad en las vías urbanas a 30 kilómetros por hora, la señalización de itinerarios peatonales, la recuperación de actuales zonas de aparcamiento para terrazas y el establecimiento en horas o días determinados de calles para su uso peatonal.

El alcalde José Antonio Diez explica en el comunicado que los técnicos municipales están trabajando para adaptar las nuevas necesidades al diseño de la ciudad con el objetivo fundamental de conciliar la seguridad sanitaria de la ciudadanía, la seguridad en la movilidad y la actividad hostelera, comercial y turística con criterios de sostenibilidad pero también de facilidad y rapidez para ejecutar las medidas.

“Dichas medidas afectarán claramente –asegura Diez en el comunicado- a todos los modos de movilidad existente, estableciendo un antes y un después en relación a las estrategias de dimensionamiento y reparto del espacio público utilizado hasta ahora”. En este sentido, al alcalde añade que “ha de verse como una oportunidad para perseguir la descontaminación de esos espacios, intentando no retroceder en la desescalada al dato positivo de en torno al 70% de reducción de  emisiones de gases efecto invernadero, óxidos de nitrógeno y partículas en suspensión que en el periodo de confinamiento se ha llegado a alcanzar”.

Para el alcalde “muchas ciudades y planificadores están trabajando ya en y León no se va a quedar atrás en este camino, definen un nuevo escenario donde sería inasumible un aumento del vehículo privado contaminante, provocado por el trasvase desde el transporte público de ciertos usuarios a este modo de transporte”.

Los servicios técnicos del Ayuntamiento están abordando esta planificación, conforme a las peticiones y sugerencias realizadas por los distintos sectores en las mesas de trabajo organizadas. Y con ello las medidas a implantar en las próximas semanas serán aquellas que garanticen un mayor distanciamiento social en los tráficos peatonales, nuevas medidas de seguridad en el acceso de establecimientos comerciales (zonas de acceso y espera), ampliación de lugares de espera en pasos de peatones, mayor porcentaje del espacio público destinado a los peatones y la cesión de parte del espacio público para la mejora de la actividad comercial, cultural, social, o lúdica con el establecimiento de terrazas o la apertura de espacios comerciales abiertos en todos los barrios.

ITINERARIOS PEATONALES

Además se prevé la creación de “itinerarios peatonales” para marcar la distancia social necesaria aplicando el reglamento de circulación. Se regulará la movilidad de peatones y vehículos creando flujos y sentidos de circulación en las zonas de prioridad peatonal, para favorecer el distanciamiento social, estableciendo itinerarios seguros y a la vez turísticos. De la misma forma se han de organizar las colas en los establecimientos fuera del mismo sin que impida la libre circulación en condiciones de seguridad.