A apenas 300 kilómetros de la soñada meta compostelana, León es cada año uno de los puntos de partida más elegidos por los miles de peregrinos que cada año recorren el Camino Francés, que cuenta con más de 200 kilómetros de rutas jacobeas dentro de sus fronteras atravesando localidades históricas de gran belleza e interés.

Fue a finales del Siglo IX, cuando los musulmanes dominaban la Península Ibérica, cuando fueron descubiertos los restos del apóstol en la ciudad que hoy lleva su nombre. La peregrinación nació así como una forma de consolidar los reinos y territorios cristianos, aunque fue la mención del Camino en el Codex Calixtinus (o Códice Calistino), un manuscrito de mediados del siglo XII (1160-1180), la que lo popularizó. No en vano, este Códice se considera la primera “guía del peregrino”, al recoger consejos y recomendaciones para la ruta.

El Xacobeo 93, supuso también un antes y un después al declarar al Camino Patrimonio Mundial Cultural y Nacional. Desde entonces, son más de 200.000 personas las que cada año recorren al menos los 100 Km que la tradición marca como mínimo neesario para convertirse en peregrino.

De las 31 etapas que componen el Camino Francés, son 9 de ellas las que discurren por la provincia de León:

Sahagún – El Burgo Ranero (18 Km)

Sahagún, Calzada del Coto y la posibilidad de elegir entre la opción más tradicional del Camino Francés (hacia Bercianos del Real Camino) u optar por la menos explorada Vía Trajana (hacia Calzadilla de los Hermanillos) antes de llegar a El Burgo Ranero.

El Burgo Ranero – Mansilla de las Mulas (19,5 Km)

El Burgo Ranero y la posibilidad de elegir de nuevo entre el Camino Francés (cruzando la línea de ferrocarril León-Palencia hacia Reliegos) o la Vía Trajana (bordeando el pueblo de Villamarco hacia Reliegos y entrando en Mansilla de las Mulas a través del Arco de la Concepción).

Mansilla de las Mulas-León (18,8 Km)

Mansilla de las Mulas, Villamoros de Mansilla, Puente Villarente, Arcahueja, Valdelafuente, Puente Castro y León recorriendo caminos de tierra en paralelo a la Nacional 601

León – San Martín del Camino (26 Km)

León, Trobajo del Camino, La Virgen del Camino, Valverde de la Virgen, San Miguel del Camino, Villadangos y San Martín del Camino a ratos por caminos de tierra y a ratos por la Nacional 120.

San Martín del Camino – Astorga (23 Km)

San Martín del Camino, Puente de Órbigo (donde se cruza el célebre Puente del Paso Honroso), Hospital de Órbigo, Villares de Órbigo, Santibáñez de Valdeiglesias, Santo Toribio,  San Justo de la Vega y Astorga donde se funden el Camino de Santiago y la Vía de la Plata.

Astorga – Rabanal del Camino (20 Km)

Cruzando las comarcas de La Maragatería y La Cepeda: Astorga, Valdeviejas, Murias de Rechivaldo, Santa Catalina de Somoza, El Ganso y Rabanal del Camino.

Merece la pena hacer un pequeño desvío para visitar el precioso pueblo de Castrillo de los Polvazares.

Rabanal del Camino – Ponferrada (32 Km)

La más larga de cuantas discurren por León: Rabanal del Camino, Manjarín, El Acebo, Riego de Ambrós, Molinaseca y Ponferrada.

Parada obligatoria del peregrino en este tramo, la Cruz del Ferro, en el puerto de Foncebadón.

Ponferrada – Villafranca del Bierzo (23,5 Km)

Ponferrada, Compostilla, Columbrianos, Fuentes Nuevas, Camponaraya, Cacabelos, Pieros y Villafranca del Bierzo.

Villafranca del Bierzo-La Laguna (25,5 Km)

Villafranca de Bierzo y Trabadelo, donde tras coronar El Cebreiro el peregrino se despide de León para pisar ya tierra gallega, donde continuará, sabiendo que la meta está ya muy cerca.