El equipo de National Geographic elaboró recientemente una lista con los 40 destinos preferidos para hacer turismo en España y León volvió a colarse en la lista, tanto su capital como uno de los rincones más mágicos de su provincia.

Unos meses antes, León se coló también en el ‘top 10’ de las ciudades de España para viajar con niños de la prestigiosa publicación, que también recalcó sus joyas imprescindibles a visitar en 48 horas (puede visitarse su guía de León en dos días aquí).

Catedral de León

LEÓN, CIUDAD CON HISTORIA

Cada vez más el valor histórico de las ciudades es un reclamo para el turismo. Desde la torre románica de San Isidoro (construida entre los siglos XI y XII) hasta la Casa Botines, diseñada por Gaudí en el siglo XIX, pasando por la muralla romana del siglo III o el Palacio de los Guzmanes del siglo XVI, León es un ejemplo indiscutible de ciudad con historia, belleza y cultura.

Todo ello, junto con su exquisita gastronomía, la tranquilidad de los barrios y la presencia de una de las más bellas catedrales españolas la ha situado en el puesto 33 de destinos turísticos de ensueño.

Vista aérea de Las Médulas

EL BIERZO, NATURALEZA EN ESTADO PURO

Las brillantes Médulas (consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) o los serenos y solitarios monasterios que se erigen a lo largo de la rica ribera del río Sil son dos de los motivos que han permitido al Bierzo, junto con Ribeira Sacra, ostentar el número 7 de la lista.

 Y es que los entornos naturales son una apuesta ideal para desconectar, especialmente si van aparejados a un turismo íntimo y tranquilo.

En esta tranquila tierra, el visitante se funde con el ambiente y vive experiencias inolvidables. Las viejas calles de Ponferrada, su castillo y sus iglesias, y los majestuosos cañones profundos del río Miño sitúan esta pequeña localidad como un reclamo turístico para viajeros de todo el mundo.

Las tierras de León y El Bierzo se han consolidado como destinos preferidos del turismo, tanto nacional, como internacional. Este reconocimiento no hace sino afianzar este prestigio.