Los 30 años de la Fundación Monteleón requerían echar un vistazo al pasado, presente y futuro del deporte en la ciudad. Paco Carrión, patrono de la Fundación, inauguró la ponencia junto a Raquel Canseco.

Rápidamente tomaba la palabra César F. Buitrón, periodista deportivo, para hacer un balance de lo que han supuesto los últimos 30 años en este campo. Desde el primer atleta olímpico leonés, el corredor Antonino Baños, pasando por José Manuel Beirán, plata en Los Ángeles 84; hasta María José Tocino, todo un referente en halterofilia. “El punto de crueldad del deporte es que hay que saber vender las historias de los deportistas”, señaló.

Un momento de la intervención de César F. Buitrón

“Después vendría el nacimiento de las escuelas deportivas, la edad de oro con Manolo Martínez, Óscar Yebra, Carolina Rodríguez… Hasta el boom del ladrillo, que impulsó a muchos clubes de nuestra ciudad que ascendieron, en parte, impulsados por la inversión de muchas empresas del sector”. Pero todo lo que sube baja y la llegada de la crisis enseñó a estos clubes la dura lección de que nada es eterno.

Entrados ya en la mesa redonda, la ex gimnasta rítmica Carolina Rodríguez, valoró de forma positiva las mejoras de las instalaciones deportivas en León. “Aunque me fastidia que los jóvenes se quejen cuando nosotros no teníamos nada”. A pesar de todo, Carolina consiguió llevar el nombre de León por todo el mundo, acumulando éxitos desde los 10 años cuando ganó su primer Campeonato de España. “Es para mí uno de los momentos más especiales de mi carrera, quizá junto a las clasificaciones olímpicas”, desveló.

De instalaciones sabe bien el zamorano Daniel Mateos, director del CAR (Centro de Alto Rendimiento), que explicó la trascendencia que tiene “facilitar la conciliación familiar”. “Tenemos deportistas que son madres y vienen con sus hijos a entrenar”. Mateos destacó el importante papel de los entrenadores a la hora de poner en el mapa una ciudad como León, poniendo ejemplos como los de Ruth Fernández y Nuria Castaño del Club Ritmo. Por último quiso reivindicar el talento existente. “No comparto la visión negativa que hay en León, yo convivo con el talento de esta ciudad y hay que creer en él”, sentenció.

De izquierda a derecha, Carlos Tobalina, Carolina Rodríguez, Daniel Mateos, Raquel Carolina Rodríguez, Raquel Carbajo y Moisés Vega

Raquel Carbajo es una de estas ‘cracks’ de las que se enorgullecía Daniel. Piragüista desde los 8 años acumula éxitos a nivel nacional. “El deporte me ha enseñado lo que significa la lucha constante, el sacrificio, y me ha dado gente de diez y amistades verdaderas”, explicaba. Raquel reclamó la falta de apoyo para su deporte “Para poder acudir al Mundial o las competiciones internacionales son mis padres los que corren con los gastos”. “Las becas en piragüismo las he agradecido pero lo cierto es que no ayudan mucho”, denunció. A la hora de poner un referente sobre la mesa Raquel apuntó a casa. “Mi hermano siempre lo ha sido; mi entrenador nacional Juan José Román; y en León Carolina Rodríguez siempre ha estado ahí”.

Compartía referente con Moisés Vega, que también puso a su hermano sobre la mesa. El luchador leonés de 28 años compagina su vida laboral con “los aluches”. “Ni por asomo entreno tanto como el resto de ponentes, yo tengo mi trabajo y cuando salgo es cuando puedo entrenar”, admitía. Para él lo más complicado es “vivir en un pueblo”, teniendo que desplazarse con gran frecuencia para entrenar y competir. “Pero el deporte me ha enseñado a no rendirme cuando las cosas no van bien”.

Y no van bien cuando uno se lesiona. “Como yo he estado tantas veces lesionado, me gusta acercarme a los deportistas que lo están pasando mal para apoyarles”, aseguraba el atleta de lanzamiento de peso Carlos Tobalina. Llegó a León hace 8 años “para entrenar con Carlos Burón”, a quien considera “el mejor a nivel nacional y uno de los mejores de la historia”. El momento de su vida fue la clasificación a los juegos de Río de Janeiro. Carlos, cinco veces campeón España, analizó la importancia de persistir en lo que quieres. “Una carrera deportiva es como una maratón: nunca hay que rendirse, has de aguantar porque no es como la empiezas sino como la acabas”.

El debate convocó a gran número de leoneses, entre los que destacó el alto porcentaje de jóvenes

La imagen mediatizada del deporte fue el tema para cerrar la jornada. “Es inevitable que los deportistas tienen detrás a grandes marcas y multinacionales tengan más espacio en los medios”, expresó Dani Mateos; mientras que Carolina Rodríguez diferenció entre “negocio y esfuerzo deportivo”. “Hay que mejorar las condiciones de los deportistas de deportes más minoritarios o menos mediáticos”, concluyó.

Una vez más, la Fundación agradeció la colaboración del Ayuntamiento y de la Diputación de la capital leonesa, así como el apoyo incondicional de los patrocinadores Acción Cultural Española y Caja Rural.