Después de su última operación, el Grupo Cuevas, dedicado principalmente al sector de la alimentación, afianza su presencia en Castilla y León adquiriendo tres nuevos establecimientos antes pertenecientes al Grupo Día. Uno de ellos se sitúa en nuestra provincia, donde la empresa ya contaba con el Cuevas Cash de Ponferrada.

El grupo consolida así su posición y sus planes de crecimiento en la comunidad, incorporando a su red comercial un centro de 2.159 m2 con ubicación estratégica en las instalaciones de MercaLeón y otros dos de 1.798 y 1.592 metros cuadrados situados en polígonos industriales de proximidad a Benavente y Zamora.

El objetivo es la creación de un eje en la distribución mayorista del noroeste peninsular que cubra Zamora, Benavente y León, que reforzaría su reciente operativa en Ponferrada, El Bierzo y comarcas limítrofes.

En un único movimiento, Grupo Cuevas pasa a contar con 5.549 metros cuadrados de superficie en sus tres nuevos centros de Castilla y León. Crece así un 326,4% en la comunidad y eleva en un 42,1% la dimensión de los autoservicios Cuevas Cash, que pasan de 12 a 15 centros y de 13.170 a 18.720 m2 de superficie total. En el conjunto de la red de establecimientos comerciales de Grupo Cuevas (que rebasa ya los 70), el incremento se cifra en el 19,56%, al subir de 31.180 a 37.279 metros cuadrados.

Según su director general, Artur Yuste, su estrategia es lograr una expansión gradual en Castilla y León, comunidad, en la que Grupo Cuevas ha tenido una excelente acogida y que se refuerza con el ya mencionado eje estratégico entre Zamora, Benavente y León.