Este sábado día 28 entre las 20.30 y las 21.30, justo después de los aplausos a nuestros sanitarios, León se apagará. El Ayuntamiento se adhiere a la iniciativa de ‘WWW La Hora del Planeta 2020’ con el apagado de luces de los edificios más emblemáticos de la capital, como la Catedral y la Basílica de San Isidoro.

Las fuentes de la ciudad ya están apagadas y se ha reducido en una hora la iluminación ornamental de la Catedral (que deja de estar encendida a partir de las 23.00) desde que se inicio el estado de alarma decretado el Gobierno de España.

Con esta iniciativa – a la que se suman miles de ciudades en todo el mundo – se quiere demostrar la importancia de la naturaleza y que con la unión se puede poner solución al cambio climático, según ha señalado el Consistorio a través de Miguel García Copete, concejal de Desarrollo Urbano.

Del mismo modo, Copete ha indicado que “con esta acción simbólica se pone de manifiesto el compromiso del Equipo de Gobierno con el medio ambiente en general y más en particular con el cambio climático”.