La ciberseguridad ha vuelto a copar titulares en los últimos días tras la compra de SIA (Sistemas Informáticos Abiertos) por parte de la multinacional española Indra, creando así un gigante ibérico en servicios de ciberseguridad con capacidad de ofrecer servicios a entes públicos y privados en todo el mundo.

Indra se colocó como el mejor valor del Ibex 35 en la sesión de ayer justo después de anunciar la adquisición de la compañía española de soluciones de identidad y firma electrónica al avanzar un 2,17% hasta los 10,35 euros por título (hoy ha sufrido una leve caída del 0,48% frente al dato del día previo, dejando la acción en 10,30 euros al cierre).

La ciberseguridad es un sector en alza que se espera crezca a ritmos de doble dígito hasta al menos 2023 y que se encuentra muy fragmentado en España, Europa y Latinoamérica.

¿POR QUÉ ESTO ES IMPORTANTE PARA LEÓN?

Indra cuenta desde hace más de 12 años con un Centro de Excelencia en Seguridad (CES) en León que comercializa con éxito soluciones pioneras de navegación aérea, simulación y sistemas de seguridad para empresa de todos los sectores e instituciones en todo el mundo.

Las instalaciones y capacidades del CES de León se han ido reforzando progresivamente en estos últimos años. Hoy emplea a más de un centenar de profesionales altamente cualificados provenientes en su mayoría de las universidades de Castilla y León (de hecho hace sólo unos meses, la multinacional y la Universidad de León firmaron un acuerdo marco para impulsar la innovación y el empleo). Estos trabajadores se ocupan de áreas de máxima especialización en diseño mecánico, diseño electrónico, desarrollo de software y soporte a ingeniería.

Pero este centro no es el único factor que coloca a nuestra ciudad como referente europeo en ciberseguridad, ya que no hay que olvidar la labor que se lleva a cabo desde el INCIBE (acrónimo de Instituto Nacional de Ciberseguridad).

El emprendimiento tecnológico en León ha optado por profundizar en materia de ciberseguridad y apostar por su desarrollo e inversión. Así, la ciudad se ha convertido en pionera en este campo incluso fuera del ámbito nacional, estando a la altura de otras ciudades europeas que cuentan con inversiones mucho más cuantiosas.

Todo este trabajo en cuanto a seguridad a nivel cibernético tiene como finalidad mejorar la protección de datos personales e información profesional manejados por cualquier empresa. 

Además, fomenta la formación en el ámbito de la seguridad en la red para que las nuevas generaciones de jóvenes aprendan cómo llevar a cabo una adecuada red de seguridad cibernética.

El trabajo conjunto entre INCIBE y León se debe a la aspiración de evolución y mejora de la ciudad en cuanto a ciberseguridad. También, al objetivo conjunto de aplicar  diferentes métodos de prevención (o de reacción), en lo que a seguridad cibernética se refiere y, así, ahondar en mayor medida en aumentar la seguridad de la navegación internauta.

Este centro de investigación también apoya y financia la formación y generación de mayor número de talentos pensando en la seguridad informativa del futuro. De esta manera, León se ve claramente beneficiada en su emprendimiento tecnológico debido a que INCIBE no sólo asesora, sino que también apoya económicamente, junto con el ayuntamiento leonés, todos los proyectos y estudios que se realicen para mejorar y progresar en todo lo relacionado con la ciberseguridad.