Morán presidió esta mañana el pleno telemático de la Diputación

La portavoz de Ciudadanos, Gemma Villarroel, se ha convertido esta mañana en la protagonista del breve pleno que la Diputación Provincial ha celebrado de forma telemática debido al estado de alarma en vigor. En un punto absolutamente de trámite, como el reparto de 420.000 euros para ayudar a los ayuntamientos a financiar labores de desinfección en colegios rurales en plena pandemia del coronavirus, Villarroel ha anunciado su abstención al considerar que el reparto no era proporcional al tamaño de las aulas, de los colegios y del número de alumnos, a lo que el vicepresidente y portavoz de la UPL, el veterano Matías Llorente, ha sacado los pies del tiesto y en una intervención claramente machista ha calificado a la diputada de “sirena” del Bernesga y de “renacuajo” en el Pisuerga, en alusión a su recién estrenado cargo de portavoz de ciudadanos de Castilla y León.

Alusión machista innecesaria, cuando el PSOE y UPL disponen de mayoría absoluta y, en este caso, el PP también votaba a favor, por lo que la posición de Villarroel era absolutamente testimonial. El presidente y maestro de ceremonias del pleno ni se ha inmutado y ha permitido el improperio.

POLÉMICOS REMANENTES

Y poco más ha dado de sí este pleno, salvo una nueva intervención, ya en ruegos y preguntas, de la propia Gemma Villarroel quien ha pedido que parte de los 70 millones de euros de remanentes netos de la Diputación se utilicen en líneas de ayudas extraordinarias a colectivos afectados gravemente por la pandemia como autónomos, pymes y otros colectivos empresariales.

El presidente de la Diputación, el socialista Morán, contestó recordando que la Diputación ya aprobó una línea de ayudas por importe de 800.000 euros, además de aplazamientos en pagos de impuestos  y que en los presupuestos del próximo año se arbitrarán nuevas ayudas. Pidió Morán a Villarroel que hiciese esa misma petición a su compañera de partido y consejera de Empleo de la Junta, Ana Carlota Amigo.

Le escuece a Morán las alusiones a los remanentes de la Diputación, cuya cuantía  exacta  no ha sido desvelada. La diputada Villarroel la cifra en 70 millones de euros, que en números brutos puede ascender al doble, si se tiene en cuenta las cantidades comprometidas pero no ejecutadas. En este sentido, el propio Llorente (UPL) desvelaba esta mañana en el pleno que sólo el 20% de los ayuntamientos han certificado la ejecución de obras del plan provincial de cooperación municipal, lo que puede incrementar ese remanente aún más a final de año.

Morán, por su parte, prefiere matar al mensajero y calificar de “aficionado al periodismo” a los compañeros periodistas que solicitan el dato exacto del remanente acumulado por la Diputación.

COOPERACIÓN DEL PP

Destacar, además, la actitud de cooperación del grupo popular, cuyo portavoz, Francisco Castañón, ha mantenido esta mañana una actitud absolutamente conciliadora y de mano tendida hacia la mayoría de gobierno. Castañón ha votado conjuntamente con las bancadas de PSOE y UPL y su principal intervención se ha limitado a preguntar por la implantación de la banda ancha en toda la provincia, sobre la fusión de las estaciones de esquí o la marcha de los parques comarcales de bomberos, temas todos ellos recurrentes en todos los plenos de la Diputación sin que se adviertan grandes avances para su cumplimiento.