Sede del Colegio de Abogados de León

El Colegio de Abogados de León muestra su más absoluto rechazo a la previsible decisión del Ministerio de Justicia de declarar la habilitación procesal, en todo o en parte, del mes de Agosto, para todas las actuaciones judiciales para compensar la inactividad judicial durante el periodo del estado de alarma. Este rechazo es general en toda España.

Desde la Abogacía Española y desde el Colegio de Abogados de León se considera, a través de un comunicado, que dicha medida es totalmente ineficaz a los fines que pretende, “pues lejos de asegurar la continuidad de la actividad judicial, ocasionará una mayor distorsión al coincidir tanto en el mes de agosto como en los meses anteriores y posteriores, con el descanso vacacional de jueces, magistrados, fiscales letrados de la Administración de Justicia y personal al servicio de la administración de Justicia, además de las inevitables suspensiones de actuaciones judiciales por incomparecencia de partes, testigos, agentes de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y peritos, por razón de su propio descanso vacacional, posponiendo aún más, e innecesariamente la celebración de vistas y juicios”.

En este sentido, se insiste en el comunicado que “la Abogacía viene denunciando históricamente la necesidad de hacer frente a una congestión del sistema judicial español, provocada por la falta de dotación de medios económicos, tecnológicos, materiales y personales que, desde luego, no encontrará solución a través de la habilitación procesal del mes de agosto o cualquier otro día, bajo el amparo de la actual crisis sanitaria y el estado de alarma”.

Por todo ello, desde el colegio de Abogados de León “se reivindica el mantenimiento de los días inhábiles en los términos de la actual regulación normativa”.

COMPROMISO

El Colegio de Abogados de León reitera, por otra parte, el compromiso de la Abogacía ante la difícil situación que vive la sociedad española derivada de los efectos de la pandemia ocasionada por el Covid19. En el citado comunicados  asegura que “la Abogacía viene demostrando una vez más, su naturaleza de servicio esencial para la ciudadanía, aun en situaciones de extrema dificultad, garantizando, de manera especial durante el estado de alarma, el derecho a la defensa y la asistencia jurídica a detenidos y víctimas en todos los Partidos Judiciales de la Provincia y procurando la adopción de las medidas necesarias para que su actuación se desarrolle con la máxima seguridad para la salud de los profesionales y ciudadanos”.