Hermanos Domínguez de la Maza, dueños de Mayoral/ Granada Hoy

Los principales accionistas privados del banco andaluz Unicaja toman posiciones ante el baile de fusiones bancarias que se anuncia para los próximos meses. El último movimiento ha sido protagonizado por el grupo empresarial familiar Indumenta Pueri, los dueños de la marca textil Mayoral, gestionada por los hermanos Manuel y Rafael Domínguez de la Maza, que ha casi duplicado su participación pasando del 5% al 9% en el capital del banco con sede en Málaga.

Este grupo empresarial acaba de vender el 8% de sus acciones en MasMóvil, operación por la que ha ingreso 250 millones de euros. Parte de ese dinero se ha destinado a reforzar su posición en el capital de Unicaja banco.

Las acciones de Unicaja protagonizan en las últimas semanas un auténtico movimiento de montaña rusa, con fuertes subidas, como las experimentadas tras el anuncio de la gran fusión entre Caixabank y Bankia, o las caídas de los últimos días, con minusvalías en torno al 50%. El valor del paquete de acciones de Mayoral estaría en torno a los 109 millones de euros.

El movimiento de los dueños de Mayoral coincide con las declaraciones del presidente del gobierno andaluz, Moreno Bonilla, en las que se ha manifestado a favor de resucitar el proceso de fusión entre Unicaja y Liberbank y que la sede social del banco resultante permanezca en Andalucía.

Mayoral, líder del sector de moda infantil en la península Ibérica, está presente en más de 100 países, a través de una red de 17 compañías comerciales en el exterior, 210 tiendas y más de 10.000 clientes a nivel mundial, según informa la empresa en su página web. La matriz del grupo, fundada a principios de los años 70, facturó  365 millones de euros en 2018.

OTROS ACCIONISTAS

El primer accionista de Unicaja sigue siendo la Fundación Unicaja, con un 49%. Presidida por el histórico Braulio Medel, ex presidente del banco. Medel abortaba el pasado año la fusión con Liberbank al no estar de acuerdo con el reparto accionarial. El objetivo de Medel es que en el caso de fusión, su Fundación no baje del 30% de las acciones por motivos fiscales y de control del banco resultante. Medel protagoniza estos días una serie de informaciones sobre el dinero que cobró como miembro del consejo asesor de Iberdrola. Esta información se ha conocido dentro de las investigaciones judiciales del caso Villarejo, el expolicía investigado en varios casos de corrupción.

El siguiente inversor en importancia es el multimillonario español Tomás Olivo, cuyas empresas controlan el 5,1% de las acciones de Unicaja. Olivo está al frente del primer grupo empresarial en el sector de parques comerciales de España.

Otros grandes accionistas son Santander Asset Management (4,95%) y los fondos estadounidenses Fidelity Management and Reserch (3,7%) y Wellington Management Group (3,007%).

LA JUNTA DE ANDALUCÍA APOYA A UNICAJA

Por otra parte, la Junta de Andalucía vería con muy buenos ojos la fusión de Unicaja con Liberbank. “No me gustaría que pudiéramos perder la única entidad financiera con sede social en Andalucía. Desde luego, como presidente de la Junta, me voy a oponer a esa salida”. Así respondía ayer el presidente de Andalucía, el popular José Manuel Moreno Bonilla, en una entrevista en el diario elconfidencial.es y en la que se abordaba la posible fusión del banco andaluz Unicaja con el asturiano Liberbank, operación abortada en el último momento el pasado año y que ahora podría retomarse. En este sentido, el presidente andaluz asegura que “se frustró una fusión que yo creo que era muy positiva. Ahora parece que se está rescatando la idea y me parece bien”.

Sobre el actual proceso de concentración bancaria y la posibilidad de que el banco Unicaja pueda dejar de ser “un banco andaluz”, Moreno Bonilla responde que “es un temor que está encima de la mesa. Evidentemente, ahora mismo el mundo financiero se mueve hacia un objetivo claro de concentraciones para ganar peso y dimensión, que es casi una necesidad. En esa situación del mercado, está claro que es muy apetecible un banco como Unicaja, que está saneada, que es solvente, que tiene una buena estructura y una dimensión adecuada para las grandes entidades. Lo que sí quiero es que Unicaja, antes de ser absorbida, cosa que espero que no ocurra, dé pasos para ganar dimensión. Por eso, la Junta vería con muy buenos ojos si se produjera la fusión entre Unicaja y otra entidad que le permitiera crecer…”, como Liberbank.