Los casi 3 milllones de autónomos españoles estaban hoy pendientes de la comparecencia de Pedro Sánchez con la esperanza de que escuchase sus reivindicaciones y anunciase medidas que les ayudasen a paliar los terribles efectos que la crisis del coronavirus tendrá sobre este colectivo y que ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) ha cifrado en pérdidas de 18.000 millones de euros.

Pero, por el momento, la principal de ellas, que era la suspensión de sus cuotas a la Seguridad Social, no ha sido incluída en el real decreto de medidas económicas presentado este martes.

Lorenzo Amor, el presidente de ATA se ha mostrado decepcionado con las medidas anunciadas y ha pedido al Gobierno que «rectifique», ya que sin la suspensión de las cotizaciones considera que se deja a los autónomos «en la cuneta». En un vídeo difundido en redes sociales y a través de los medios de comunicación destaca que los anuncios de Sánchez «no son nada» para el colectivo porque las novedades que ha explicado «ya están incluídas en la ley». Recuerda que muchos se han visto obligados a cerrar sus negocios tras decretar el estado de alarma.

Sánchez sí que hizo referencia a que aquellos que tengan empleados a su cargo podrán acogerse a las nuevas condiciones especiales para los ERTE y no tedrán que pagar la cuota de la Seguridad Social de los trabajadores que se vean afectados por el mismo, algo que sí había que hacer hasta ahora.

Además, se suaviza el acceso a la prestación extraordinaria por cese de actividad cuando los autónomos – incluso los societarios y los empleadores – hayan tenido que cerrar sus establecimientos o suspender sus servicios. Esta prestación durará un mes pero podrá ser prorrogable y en caso de no poder acreditarse el período mínimo de cotización se calculara con el 70% de la base reguladora o de la base mínima, según el caso.

Podrán acogerse aquellos autónomos cuya actividad quede suspendida por la declaración del estado de alarma o cuya facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida al menos en un 75% en comparación con el promedio de facturación mensual del semestre anterior.

Ambas medidas podrán ser simultáneas, de forma que un autónomo podrá pedir un ERTE para sus trabajadores y solicitar al mismo tiempo el cobro de una prestación extraordinaria por cese de actividad, sin tener que cotizar cotizar mientras dure el estado de alarma.