Ante la situación de crisis sanitaria “única y excepcional”, provocada por la pandemia del Coronavirus COVID-19, “con unas cifras desorbitadas de contagio y fallecimiento”, los representantes de los Consejos Generales de Dentistas, Enfermeros, Farmacéuticos, Médicos y Veterinarios, han hecho público un comunicado conjunto, en cuyo primer punto solicitan a los responsables políticos y sanitarios “la toma de decisiones urgentes y efectivas” ya que en su opinión “la situación referida en algunas Comunidades Autónomas así nos lo demanda y no hay ni un minuto que perder”.

Insisten en la “enorme preocupación” ante el riesgo de colapso del sistema sanitario nacional en algunas comunidades autónomas así como la “inseguridad y desamparo” dadas las condiciones “inadecuadas y muy arriesgadas” a las que muchos profesionales sanitarios se ven expuestos.

Es por ello que los Consejos Generales apuntan que, como representantes de más de 720.000 profesionales tanto del sector público como del privado, desean expresar públicamente su “reconocimiento y aliento a todos ellos, independientemente del modelo y del lugar de ejercicio profesional”.

El texto también indica que en esta crisis, “ningún recurso sanitario debe ser infravalorado o subestimado” y defiende que “es preciso implementar una política nacional firme de los recursos humanos sanitarios existentes, para evitar que se produzca un colapso en el sistema, que empeore aún más la situación actual”, al tiempo que se afirma que “necesitamos realizar nuestra tarea asistencial en condiciones de máxima seguridad y con los menores riesgos posibles no sólo para nosotros sino especialmente para los ciudadanos y pacientes”.

SOLICITAN EL CIERRE DE LAS CLÍNICAS DENTALES

El comunicado informa de que, en el caso particular de las clínicas dentales “se ha procedido a donar todo el material de protección del que se dispone como medida de solidaridad ante la gravedad de la situación” por los que salvo para situaciones de urgencia y emergencia “consideramos que es necesario decretar el cierre de las clínicas dentales durante esta situación de crisis sanitaria, habilitando centros públicos y privados para la atención de urgencias”.

En cuanto a los farmacéuticos, se señala que desde el inicio de esta crisis “han puesto a disposición de las autoridades sanitarias la red de 22.000 farmacias, como establecimientos sanitarios que atienden en primera línea y sin descanso a todos los ciudadanos”.

Por su parte, los veterinarios “queremos seguir defendiendo la salud pública garantizando la trazabilidad de la cadena alimentaria y la sanidad y bienestar animal, y por ello también solicitamos con urgencia garantías de protección y bioseguridad tanto a nivel público como privado”.

Los últimos puntos de la nota explican que es vital que a la mayor brevedad “se disponga de las pruebas diagnósticas que permitan disminuir al máximo las posibilidades de extensión de la pandemia” y se manifiesta el “total compromiso con el Gobierno de la Nación y las Comunidades Autónomas en esta situación de emergencia sanitaria”, aunque se solicita que se les tenga en cuenta a la hora de tomar decisiones “como representantes de todo el colectivo de profesionales sanitarios”.

Los Consejos Generales de Dentistas, Enfermeros, Farmacéuticos, Médicos y Veterinarios finalizan su escrito reconociendo el compromiso y responsabilidad de los ciudadanos, con palabras de agradecimiento por los aplausos con los que se está valorando su labor y un mensaje de esperanza.

“Nos toca hoy elevar nuestro tono de petición, -concluyen-, para pediros un esfuerzo añadido en relación con las medidas de prevención. Quedarse en casa es una obligación. Por nuestros mayores, por nuestras familias, por nuestros vecinos, por los que menos tienen, por todos. Juntos Venceremos”.

Estos son todos los Consejos Generales adheridos al comunicado.