Los socios de los Círculos de Empresarios son muy pesimistas sobre el futuro inmediato de la economía española y señalan como una de las principales causas la ausencia de reformas estructurales que España viene demandando desde hace años, ya que los sucesivos gobiernos no han realizado ninguna de estas reformas desde hace, al menos, seis años. Esta es una de las principales conclusiones de la Encuesta 2019 de los Círculos Empresariales, que ha sido presentada esta mañana en la sede del CEL (Círculo Empresarial Leonés) por su presidente, Julio César Álvarez; y por el presidente del grupo de trabajo del Círculo de Empresarios, Miguel Iraburu.

En total han participado en esta encuesta unos 400 empresarios, el 13% procedentes de la provincia leonesa. La encuesta se ha realizado en el mes de abril antes de las últimas elecciones generales, municipales, europeas y autonómicas. En este contexto, desde el Círculo de Empresarios se opta con un futuro Gobierno de la nación estable, incluyendo la posibilidad de un pacto entre PSOE, PP y Ciudadanos. En cualquier caso, se considera que un pacto PSOE  con “la extrema izquierda” (Equo-Podemos) sería dañino para la economía española.

Los principales datos que aporta encuesta hacen referencia al impacto negativo de la ausencia de reformas estructurales en temas como el desempleo, el déficit público, la demografía, la deuda pública o la productividad. Los empresarios creen que “el Gobierno no da soluciones” a estos problemas y que ese impacto negativo dañará la competitividad económica nacional.

En este sentido, los empresarios encuestados consideran “enormemente negativo” los reales decretos del Gobierno socialista en funciones por dañar la competitividad, el empleo y no atraer inversión extranjera”. En la encuesta se asegura que los resultados son el aumento de la incertidumbre, el encarecimiento de los costes laborales, la ralentización del empleo y la paralización de la inversión.

Los empresarios también achacan los problemas de la economía española al panorama internacional, sobre todo a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, al Brexit, y la ralentización de Europa, sobre todo de países como Alemania o Italia.

A pesar de este sombrío panorama, los empresarios del Círculo reconocen que la economía española viene creciendo por encima del 2%, siendo el país locomotora de Europa. En este sentido, preguntado por qué los empresarios no invierten más en un momento en que el precio del dinero está más barato que nunca y España goza de unas infraestructuras aceptables,  Iraburu respondió que el esfuerzo empresarial, al igual que el de las familias, se ha centrado en estos años en reducir la enorme deuda privada de los últimos años y, sobre todo, en la “falta de proyectos viables” para concretar esa inversión.

REFORMAS

Los empresarios proponen una extensa batería de reformas, imprescindibles para garantizar el crecimiento económico en los próximos años. Estas son las reformas que exigen al Gobierno que salga de las elecciones del 10 de noviembre: Un sistema fiscal más competitivo, mayor inversión en innovación y tecnología, unos Presupuestos generales realistas, fomento del emprendimiento empresarial, aumento de las políticas activas de empleo, mantener la reforma laboral de 2012, impulsar la natalidad y la conciliación familiar, reducir las cotizaciones sociales, un pacto por la Educación y la Formación Profesional Dual, mejorar la administración de Justicia, reforma de las oes iones y un mayor protagonismo internacional e España.

CONCLUSIONES

Las conclusiones de esta macro encuesta son:

1.- La ausencia de reformas estructurales y las medidas aprobadas por el Gobierno vía reales decretos  penalizan la competitividad empresarial y de la economía española. El actual diseño de la política económica es considerado inadecuado para abordar los problemas socioeconómicos de España. Por todo ello, las preocupaciones de los empresarios son: los elevados niveles de paro, la alta deuda y déficit público, la sostenibilidad del sistema de pensiones, la adaptación de la educación a la transformación digital y del mercado laboral.

2.- Los ámbitos más afectados negativamente por las medidas vía real decreto de actual Gobierno en funciones son: la competitividad, creación de empleo, atracción de inversión extranjera directa.

3.- Las medidas que podrían penalizar más la competitividad de las empresas son: Incremento de las cotizaciones a la Seguridad Social, prevalencia del convenio sectorial y el aumento del salario mínimo interprofesional

4.- Los encuestados valoran negativamente el impacto de la falta de estabilidad política a medio plazo, fundamentalmente en la reducción de los niveles de deuda y déficit público, la atracción de inversión extranjera directa y la creación de empleo.

5.- En el contexto internacional, los empresarios señalan como principales riesgos para la evolución de la economía española la ralentización de la UE, el Brexit y el impacto del proteccionismo sobre el comercio mundial

6.- De cara a la nueva Legislatura, los empresarios proponen: A corto plazo, realizar una reforma fiscal que promueva la competitividad, impulsar la innovación, y fomentar el emprendimiento y el crecimiento empresarial; asimismo, mejorar la eficiencia del gasto público, pero no respaldan su incremento a través de una mayor carga fiscal; y, a medio plazo, un Pacto por la Educación y reformar las AAPP y el sistema de pensiones.