La atención en la barra de los bares se reduce al 50%

La Junta ha hecho público esta noche un nuevo plan de medidas para la prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria derivada de la pandemia del coronavirus, tal y como por la mañana ya había adelantado el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea. El objetivo es frenar los rebrotes del virus que se están produciendo en toda la Comunidad.

Además de la limitación hasta el 50% de aforos en locales públicos, la Junta ordena ahora el uso de mascarillas en las piscinas salvo dentro del agua, la reducción a 50 personas en entierros o de 150 invitados a bodas al aire libre y de sólo 100 en locales cerrados. En los museos, las visitas guiadas se reducen a diez personas, incluida la guía. En los bares se reduce al 50% el servicio en las barras y al 75% en las mesas de interior. En las terrazas se podrá ocupar el 80% del lugar destinado a ello. No se podrán celebrar eventos en los que la gente permanezca de pie, como los vinos españoles o similares.

Se mantiene el cierre del ocio nocturno, pero en los establecimientos que se dediquen a esa actividad podrán instalar terrazas, con las mismas condiciones que bares y restaurantes. En todos los casos se mantiene el cierre a la 1 de la madrugada.

Y se ordena el cierre de todas las peñas y no se permitirá comer en transportes públicos con un recorrido inferior a dos horas  en espectáculos como las corridas de toros.  Todas estas nuevas medidas entrarán en vigor a las 0 horas del 22 de agosto con carácter indefinido.

Por otra parte la Junta recomienda a los ciudadanos que limiten las reuniones sociales y familiares a grupos de menos de diez personas.