Todos los portavoces parlamentarios posan en el inicio de las conversaciones

Los grupos parlamentarios de PP, PSOE y Ciudadanos firmarán a mediodía de mañana en Valladolid el denominado Pacto por la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social de Castilla y León. Se espera que al final se sumen a este pacto los portavoces de UPL, Podemos, Por Ávila y VOX, que aún estaban debatiendo esta tarde su apoyo. Con este pacto, la Comunidad se pone al frente de todas las iniciativas en marcha en España para consensuar estrategias para afrontar la crisis económica y social derivada de la pandemia del coronavirus. El pacto se firmará en la sede de la Presidencia de la Junta.

Con esta iniciativa, el presidente de la Junta, el popular Fernández Mañueco, se desmarca de la estrategia de abierta confrontación contra el PSOE que desde su partido se impulsa desde Madrid y que alienta el líder nacional Pablo Casado. PP y PSOE han sido capaces de aparcar sus diferencias y pactar en lo esencial en un momento delicado para Castilla y León.

El pacto será firmado mañana por el propio Mañueco; por el portavoz parlamentario y secretario del PSOE de la Comunidad, Luis Tudanca; y por el líder de  Ciudadanos y vicepresidente de la Junta, Francisco Igea.

El germen del pacto hay que encontrarlo el pasado 13 de mayo, cuando Mañueco y Tudanca definieron cinco ejes para el posible acuerdo. Esos son la reactivación económica, el fortalecimiento de la protección social -con especial atención al modelo de residencias de mayores- y mejora sistema del fiscal, el fortalecimiento de los servicios públicos, el fortalecimiento de la sanidad y el posicionamiento común de Castilla y León en España y en Europa.

El éxito del  consenso político en Castilla y León contrasta con los vaivenes de la Comisión Parlamentaria para la Reconstrucción en el Congreso de los Diputados, atascada en comparecencias sin límites y en ataques mutuos de los distintos grupos parlamentarios.

MESA POR LEÓN

El éxito del consenso que ha hecho posible la firma del Pacto por la Reconstrucción de Castilla y León contrasta con la parálisis demostrada en los últimos tres meses por los impulsores de la Mesa por el futuro de León, cuya segunda reunión está convocada para el 23 de junio en Ponferrada, aunque sin acuerdos cerrados.