Intervención de Mañueco en el Senado

Fernández Mañueco ha sido uno de los pocos presidentes autonómicos que esta mañana han acudido a la Comisión de Comunidades Autónomas del Senado.  La ausencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha desincentivado la presencia de los máximos dirigentes autonómicos. En su intervención, Mañueco ha defendido la respuesta leal y eficaz del Estado Autonómico a la situación de crisis sanitaria y económica provocada por el Covid-19, pero ha reiterado al Gobierno la necesidad de que se habiliten fondos extraordinarios y no reembolsables para que las comunidades autónomas puedan seguir sufragando el incremento del gasto en Sanidad, servicios sociales y empleo en cada uno de sus territorios.

El presidente de la Junta ha afirmado que el Estado debería contar con recursos suficientes para ejercer las suyas en todo el territorio, con medios humanos y materiales. Asimismo, ha insistido en la necesidad de reforzar la coordinación. En este punto, ha demandado órganos de interlocución estables y operativos, que se reúnan con regularidad, como son el Senado, las Conferencias Sectoriales, o la Conferencia de Presidentes, así como el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que lleva desde el mes de febrero sin reunirse.

En este sentido, Mañueco ha reclamado que, para seguir ejerciendo sus competencias con la misma eficacia que hasta ahora, el Estado Autonómico necesita más recursos, puesto que son las comunidades autónomas las que están sufragando el incremento de gasto en sanidad, servicios sociales, etc.

Por ello, Castilla y León pide actuaciones concretas, como es la necesidad de un fondo extraordinario no reembolsable, que la financiación que articule la UE llegue a las comunidades autónomas, así como la definición del nuevo marco de estabilidad presupuestaria, incluyendo déficit y deuda, acorde a la nueva situación.

DESESCALADA

En cuanto al Plan de Desescalada anunciado por el Gobierno, el presidente de la Junta ha afirmado que tiene en consideración algunas de las propuestas de Castilla y León, como que se distancien cada fase 15 días, lo que permite evaluar las medidas que se van adoptando, y que se abra no sólo al ámbito geográfico de la provincia sino que pueda bajarse al ámbito de la zona básica de salud. Según ha destacado Fernández Mañueco, desde el punto de vista sanitario, es en este ámbito geográfico donde mejor se puede controlar el número de contagios, garantizar la trazabilidad y aislar esos casos. Y además, conlleva una mayor implicación de los alcaldes y de otros agentes de cada zona.