Ganar competitividad a través de la modernización tecnológica, apostar por la internacionalización, invertir en ciberseguridad e inteligencia artificial, unidad de acción empresarial, un marco institucional y normativo estable, y sobre todo, mejorar y adecuar la educación para conseguir empleos de mayor calidad fueron algunas de las conclusiones de la segunda mesa de debate empresarial, organizada por el Círculo Empresarial Leonés (CEL), con motivo de su 20 aniversario.

Esta segunda mesa redonda se centró en el presente y el futuro de la economía española, especialmente en lo referido a la actividad empresarial y el empleo, con una gran acogida de público que llenó el Salón de Actos de Unicaja Banco donde se celebró el debate.

Los empresarios protagonistas de este debate fueron María José Álvarez, presidenta ejecutiva de Grupo Eulen y Círculo de Oro 2006; José Vega, presidente de Grupo Incosa y Círculo de Oro 2009; y Francisco Álvarez-Cascos, vicepresidente de Foro Asturias y Círculo de Oro 2003. Actuó como moderador el director de Diario de León, Joaquín S. Torné.

A la mesa redonda también se unió el presidente del CEL, Julio Álvarez, y el presidente de Banesco y Abanca, Juan Carlos Escotet (Círculo de Oro 2015) quien, a través de un mensaje grabado en vídeo, quiso felicitar al CEL por su vigésimo cumpleaños y aportar su visión del binomio empresa y empleo, dos realidades unidas por un puente que se llama educación y del que depende conseguir empleos de mayor calidad en el futuro.

En su intervención de bienvenida, e presidente del CEL, Julio César Álvarez,  puso en valor, en su discurso, los principales éxitos conseguidos por la organización en sus dos décadas de trayectoria y tuvo un especial recuerdo para los empresarios fundadores del Círculo, muchos de ellos presentes en el acto, así como para quienes han presidido la institución. Desde Domingo Fuertes (1999-2010) a Emilio de la Puente (2010-2014) y José Ángel Crego (2014-2016). También para el presidente de honor, Aureliano Fernández, y para el presidente honorífico del Bierzo, Manuel Manovel.

Debates CEL
Ponentes y fundadores del CEL

CONCLUSIONES: JOSÉ VEGA

El primer interviniente, José Vega Garrido, presidente de Incosa, -grupo empresarial dedicado desde hace 33 años a actividades de ingeniería en sectores de Infraestructuras, Medio Ambiente, Energía e Industria- , repasó la trayectoria de su compañía fundada en 1985 e incidió en que la sede se mantiene en León, aunque cuente con ocho delegaciones a nivel nacional y presencia internacional en tres países. «Nunca hemos perdido de vista de dónde veníamos pero nos hemos internacionalizado y desde hace 13 años trabajamos en Colombia, Perú y Nicaragua, lo que nos ha permitido sobrevivir durante la crisis».

Vega reclamó más apoyo de las instituciones para encontrar una fórmula que incremente la competitividad de las empresas y un marco normativo e institucional estable «donde los empresarios podamos crear empleo». Se lamentó de que las políticas no tengan una continuidad en el tiempo ni miren a largo plazo, «por lo menos 20 años como cumple el CEL», ironizó. «Hacen falta tres grandes políticas para la sostenibilidad del crecimiento económico en España, una política de inversiones, una política de gasto social y una política de educación, y también que las leyes sean menos restrictivas para fomentar las inversiones público-privadas que necesita este país».

MARÍA JOSÉ ÁLVAREZ

Por su parte, María José Álvarez, presidenta ejecutiva de Eulen, hizo una radiografía del Grupo empresarial que dirige que en 2022 cumplirá 60 años y que cuenta con una plantilla de 94.000 trabajadores repartidos por 14 países. «Nuestra vocación es multinacional, pero trasladando nuestra escala de principios y valores allí donde invertimos y trabajamos. Queremos seguir creando puestos de trabajo dignos, respetando al trabajador y toda la legislación vigente, aunque la peleemos», matizó.

Álvarez felicitó al CEL por su 20 aniversario y «por haber conseguido unir a los empresarios para defender nuestra profesión porque es muy importante que el empresario se dé a valer, hemos empezado a reaccionar contra el descrédito de los emprendedores y reclamar nuestro valor ante la sociedad como creadores de riqueza y empleo», afirmó.

La empresaria consideró que el estado de ánimo de las pymes leonesas actualmente no es bueno y que requieren de mucho valor y coraje para salir adelante. Reclamó también mayor responsabilidad a los gobiernos por la importancia que sus decisiones tienen para las pymes. «A todos nos afecta, todos dependemos de decisiones que tienen mucho más que ver con la política que con la empresa, pero un empresario tiene que gestionar la dureza de los números, mientras que la política lo aguanta todo en el papel»

La presidenta de Eulen defendió la unidad, la complementariedad de las empresas en el mercado internacional y pidió más apoyo mutuo en el exterior «donde las empresas españolas confiemos y contratemos más con otras compañías españolas». Preguntada por el papel de la mujer en el mundo empresarial aseguró que el hecho de ser mujer no es ningún hándicap, «nos lo ponemos nosotras mismas si no demostramos todos los días lo que sabemos hacer y si no asumimos la responsabilidad y las consecuencias de nuestras decisiones». De siete hermanos que somos (cuatro varones y tres mujeres) la que está aquí soy yo», enfatizó.

FRANCISCO ALVAREZ CASCOS

El veterano político, Francisco Álvarez-Cascos, actual vicepresidente de Foro Asturias, comparó la situación de Castilla y León con la del Principado, considerando la realidad demográfica, laboral y económica asturianas mucho peor. «Asturias es la única comunidad española que los últimos 40 años no ha duplicado su PIB, está a la cola en población activa y en Castilla y León están bastante mejor», aseguró.

Cascos también valoró positivamente los resultados de la Capital Española de la Gastronomía para la ciudad de León y la respuesta de la administración al conflicto laboral de Vestas, felicitándose de que León haya conseguido desarrollar sus infraestructuras y obtener proyectos como el de NSR para Villadangos del Páramo.

El ex miembro del PP planteó también una reflexión sobre los binomios éxito-fracaso y victoria-derrota aplicados al mundo empresarial y político. «Hemos visto dos grandes triunfos del PSOE, pero Arcelor ha anunciado un recorte del 16% de su producción y es la empresa base de Asturias. Una victoria pero un fracaso estrepitoso de Asturias. Lo que define un éxito es el beneficio para los ciudadanos», matizó.

Sobre los grandes retos que tiene la empresa, Álvarez-Cascos puso el foco en la ciberseguridad y la inteligencia artificial y pidió, citando a Jovellanos, más libertad para que las empresas puedan crecer y prosperar en una economía de mercado que se basa en la competencia limpia. Criticó a España su «exceso de quijotismo» y recomendó revisar el concepto de reciprocidad de la política española. «Las empresas españolas no reciben fuera el mismo trato que nosotros damos a las empresas foráneas, somos aperturistas pero luego no nos tratan de la misma manera en el exterior», se lamentó, no sin antes insistir también en que España y sus empresas no pueden competir con las tarifas eléctricas más altas de Europa».