«De una vez por todas vamos a empezar a trabajar por Lancia para poner el yacimiento en valor y para que todos los leoneses y visitantes conozcan lo que realmente supone esta antigua ciudad que pudo tener en torno a 30.000 habitantes». Lapidaria frase del presidente de la Diputación, Eduardo Morán, tras concluir esta mañana la visita que ha girado al cerro en el que se encuentran las ruinas de la ciudad astur-romana de Lancia, en los altos de Villasabariego.

Morán se suma así a los presidentes que le han precedido en la Diputación en los últimos cuarenta años, todos los cuales en un momento dado de sus mandatos prometían excavar Lancia, musealizar sus restos, hacerlos accesibles al visitante y acondicionar todo el entorno. En esas cuatro décadas se ha anunciado reiteradamente la realización de un plan director, que nunca llegó a materializarse.

Visita institucional de esta mañana a las ruinas de Lancia

En cambio, en estos últimos cuarenta años el yacimiento de Lancia no solo ha sido expoliado, incendiado y saqueado de forma sistemática sino que las instituciones públicas, desde la Diputación hasta la Junta, pasando por el Gobierno central y los ayuntamientos de la zona, han permitido acciones que han destrozado el yacimiento de forma irreversible como los caminos de concentración parcelaria, con profundas cunetas; la instalación de enormes torretas de luz eléctrica, cuyos cimientos se adentran en las ruinas romanas; o la construcción de la autovía a Valladolid, que ha destruido toda la parte baja del yacimiento.

Ahora, el último presidente de la Diputación actualiza viejas promesas y , de nuevo, anuncia un proyecto de actuación en el yacimiento –ya no se habla de plan director-, de inmediatas excavaciones arqueológicas y de inversiones en señalíticas, musealizaciones, contratación de guías y aplicación de nuevas tecnologías para documentar nuevos hallazgos.

MAJO YA PROMETIÓ EL GEORADAR

Eduardo Morán ha anunciado esta mañana la próxima utilización de modernas técnicas digitales, como el georradar, para calcular las dimensiones del yacimiento y localizar los restos de las grandes construcciones, sobre todo las que debieron constituir el foro o centro de la antigua ciudad romana.

Precisamente, el anterior presidente de la Diputación y hoy delegado de la Junta en León, Juan Martínez Majo, ofrecía una rueda de prensa el 12 de febrero de 2018 precisamente para anunciar la contratación del inminente plan director de Lancia y la utilización del ya famoso georradar. Majo aseguró que esas acciones requerirían una inversión de 300.000 euros. Casi la misma cantidad que ahora promete Morán.

Nueva señalítica en Lancia

Aseguraba Martínez Majo en aquella ocasión que la inversión de 300.000 euros “se trata de un ambicioso proyecto para poner en valor este importante yacimiento arqueológico. Además, se acometerá la ampliación de la zona excavada y se llevará a cabo la restauración y musealización de los restos. Está previsto también desarrollar un curso de colaboración para arqueólogos y estudiantes, la ampliación del muestreo y prospección mediante sistemas magnéticos y georradar y la programación de charla divulgativas”.

Declaraciones muy similares a las que hoy ha formulado el presidente Morán, esta vez, eso sí, pisando el terreno y no en un despacho del palacio de los Guzmanes.

PROMESAS DE MORÁN

El presidente de la Diputación de León y del Instituto Leonés de Cultura (ILC), Eduardo Morán, ha anunciado  esta mañana que el próximo año se llevará a cabo una importante inversión de unos 100.000 euros para nuevas excavaciones en Lancia.

Según ha explicado Morán a los medios de comunicación, el actual equipo de gobierno se encontró con una señalética que tenía casi 35 años, unas vallas en un estado muy deteriorado y una caseta de los guardias que había sufrido un incendio y daba muy mala imagen, por lo que “con esta primera intervención de casi 50.000 euros -48.399 euros- se ha renovado el vallado, con uno más bajo y más próximo a los restos mejorando su visita, se han señalizado los accesos desde la carretera, se han colocado señales en inglés y en español que explican las dos zonas arqueológicas investigadas, Valdealbura y La Encrucijada, y se ha construido una pequeña zona de aparcamiento”.

El presidente ha insistido en lo que Lancia puede suponer para la provincia, por lo que ha ratificado su compromiso con este recurso turístico en el que, según ha anunciado, el próximo año se llevarán a cabo nuevas excavaciones en una intervención valorada en torno a 100.000 euros que tratará de sacar a la luz el foro romano.

Aspecto actual de las ruinas de Lancia

Además, también el año próximo se pondrá en marcha, ha dicho Morán, la redacción de un proyecto global para el yacimiento que supondrá otros 130.000 euros y que se irá, posteriormente, desarrollando en fases. “Una vez que tengamos el proyecto necesitamos algo muy importante, la propiedad de los terrenos para poder actuar, y en eso estamos, y quiero agradecer la colaboración del Ayuntamiento de Villasabariego que está trabajando mano a mano con el diputado de Cultura para intentar conseguir esos terrenos a un precio que sea razonable”.

De momento, en los próximos meses, y antes de que acabe el presente ejercicio, se realizará una investigación con georradar previa a las futuras excavaciones y, también de forma inmediata, se contratará a una persona “que esté aquí disponible para acompañar a las personas que vengan de visita para que les sirva de guía al tiempo que realiza labores de guardia”.

Morán concluía trasladando el compromiso de la Diputación con Lancia y expresando que exigirá también apoyo por parte del Gobierno central y de la Junta de Castilla y León.