Eduardo Morán, presidente de la Diputación

El presidente de la Diputación, Eduardo Morán, ha desvelado hoy en una entrevista concedida a Radio Bierzo de Ponferrada su intención de “no sangrar más a los leoneses” y por ello no aplicar en 2021 la anunciada subida de la tasa de Gersul en un 16%. Morán ha rectificado y ha explicado que estudiará cómo las administraciones públicas pueden asumir el equilibrio de las cuentas del Consorcio Provincial de Residuos Sólidos (Gersul) sin que represente “un esfuerzo sangriento”.

Recordar que Diputación ha asumido este año la gestión de Gersul, tras una administración catastrófica en los últimos años, con miles de recibos sin cobrar y con una deuda superior a los 30 millones de euros. La primera decisión para abordar esa deuda era repercutirla en el usuario y subir las tasas a familias y empresas. Los empresarios de Fele y Cel ya se habían manifestado totalmente en contra y desde la Cámara de la Propiedad Urbana de León se anunciaba un recurso ante los tribunales.

Tras la decisión de Morán de no subir la tasa de basuras, ahora la Diputación busca el encaje legal para equilibrar las cuentas del Consorcio. En este sentido, informaba el presidente de la Diputación que ha pedido un informe al responsable político del Consorcio, el diputado provincial Santiago Dorado, para poder posponer esa actualización de tasas marcada en el plan económico y financiero y  saldar la deuda acumulada de 30 millones de euros.

Asimismo, Morán deberá buscar ahora el apoyo de los ayuntamientos de Ponferrada, León y San Andrés, que son los socios de Diputación en Gersul.