Edificio ElPortillo
Unicaja ha retirado los logos de Caja España en El Portillo

La decisión de Abanca de lanzar una OPA sobre Liberbank ha desatado los nervios en Unicaja, entidad andaluza, con sede en Málaga, que negocia una fusión con Liberbank, con sede en Asturias. Este auténtico sorpasso provocó una reunión urgente este viernes del consejo de administración de Unicaja. Lo cuenta el digital OKDiario, que califica “un viernes de carreras en Unicaja” y que el consejo de administración de la entidad malagueña se reunió con carácter urgente para tratar el cambio en el guión que supone la OPA de Abanca por el 100% de Liberbank -a 0,56 euros la acción- confirmada por el banco gallego.

Tras saltar la noticia de la OPA de Abanca, en Unicaja se practica el mutismo habitual. Sólo se responde que se mantiene el proceso en marcha de fusión por absorción de Liberbank  y que será la ‘due diligence’ la que establezca la ecuación de canje más adecuada, que en un momento inicial la malagueña cifró en el 60% para ellos y el 40% para los asturianos.

Analistas consultados tanto por el diario económico Expansión, medio que informó ayer en exclusiva de la inesperada OPA de Abanca sobre Liberbank, así como los de OK Diario, sostienen que la OPA sobre Liberbank es muy atractiva y que ahora Unicaja está obligada a mejorar su oferta -teniendo en cuenta que esta hasta ahora es sólo en acciones, mientras que Abanca aporta ‘cash’– y en el banco andaluz se está valorando esta posibilidad, según fuentes del sector.

Unicaja está siendo muy castigada por los inversores en Bolsa, donde retrocede más de un 15% desde comienzos de año. Los analistas de Citi han decidido situar el precio objetivo del valor en 1,10 euros, exactamente el mismo precio de la salida a Bolsa de la entidad en junio de 2017.

Unicaja está en pleno proceso de absorción y reajuste de sus oficinas de las antiguas Caja España y Caja Duero tanto en la provincia de León como en el resto de Castilla y León. Uno de los objetivos de Unicaja es eliminar a corto plazo las señas de id entidad de las antiguas cajas de ahorro de Castilla y León. En el edificio de El Portillo, antigua sede central de Caja España en la capital leonesa, se han borrado con urgencia los emblemas de Caja España y se han sustuido por los de Unicaja. El edificio está en venta.

PLAZO DE UNA SEMANA

Por otra parte, Abanca ha concedido a Liberbank un plazo de hasta el próximo 1 de marzo, para pronunciarse sobre la oferta. Abanca ofrece un precio de 0,56 euros por cada acción de Liberbank, lo que supone una prima del 44% respecto a la cotización de cierre del jueves, antes de que trascendiera el propósito de la entidad de plantear una oferta, tal como ha adelantó Expansión el viernes. Liberbank se disparó en Bolsa un 19,9% el viernes.

Abanca, entidad presidida por Escotet,  plantea pagar en efectivo hasta un máximo del 75% del capital de Liberbank, aunque ofrece la posibilidad a los accionistas de esta entidad de canjear su participación por acciones de Abanca. En este caso, el porcentaje de capital de Liberbank susceptible de canje oscilaría entre el 25% y el 45%.

Abanca es heredera de Novagalicia, la unión de las ajas de ahorro  Caixa Galicia y Caixa Nova y vendida por el FROB a Juan Carlos Escotet al precio de saldo de 1.000 millones. Liberbank es el fruto de la fisión de las cajas de Asturias, Santander y Cantabria y Extremadura.

Las negociaciones de Unicaja y Liberbank  para crear el sexto mayor banco de España, con un volumen de activos próximo a 96.000 millones, avanzan y se mantiene la idea de que la operación podría cerrarse en la primera mitad de 2019. Ambas entidades coinciden en que la mejor fórmula para su unión es a través de una fusión al uso, sin necesidad de crear un nuevo grupo al que traspasar los activos de Unicaja Banco y Liberbank.

Juntos suman cerca de 1.900 sucursales y una plantilla de más de 10.800 empleados, por lo que la integración requerirá posiblemente un ajuste para hacer frente al excedente.