Mario Draghi, director del BCE
Mario Draghi, director del BCE

El Banco Central Europeo (BCE) teme que la situación económica global siga empeorando y que, al final, desemboque en una dura recesión. Para neutralizar esta amenaza ha acordado una serie de medidas para estimular la economía europea, aunque su director, Mario Draghi, ya ha avanzado que estas medidas deben complementarlas otros países con márgenes fiscales para incentivas la inversión.

Draghi ha recomendado a países con la deuda pública muy alta, como España o Italia, que lleven a cabo políticas “prudentes” y ha pedido que “todos los países deberían reforzar sus esfuerzos para lograr una composición de las finanzas públicas más favorable al crecimiento”.

En este sentido, el BCE prevé que este año el PIB en la zona euro se estabilice en el 1,1%; 1,2%, en 2020; y un 1,4%, en el 2021, previsiones por debajo de las estimadas tan sólo hace tres meses, lo que evidencia que la desaceleración sigue aumentando.

MEDIDAS

En un  comunicado oficial, el BCE detalla las medidas acordadas hoy para reactivar la economía en la zona euro:

1.- La tasa de interés en la facilidad de depósito se reducirá en 10 puntos básicos a -0.50%. La tasa de interés de las principales operaciones de refinanciamiento y la tasa de la facilidad marginal de crédito permanecerán sin cambios en sus niveles actuales de 0.00% y 0.25% respectivamente. El Consejo de Gobierno ahora espera que las tasas de interés clave del BCE se mantengan en sus niveles actuales o más bajos hasta que haya visto que las perspectivas de inflación convergen sólidamente a un nivel suficientemente cercano, pero inferior al 2% dentro de su horizonte de proyección, y dicha convergencia ha sido constante reflejado en la dinámica subyacente de la inflación.

2.- Las compras netas se reiniciarán bajo el programa de compra de activos (APP) del Consejo de Gobierno a un ritmo mensual de € 20 mil millones a partir del 1 de noviembre. El Consejo de Gobierno espera que funcionen durante el tiempo que sea necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tasas de política y que finalicen poco antes de que comience a aumentar las tasas de interés clave del BCE.

3.- Las reinversiones de los pagos de principal de valores vencidos adquiridos bajo la APP continuarán, en su totalidad, durante un período prolongado más allá de la fecha en que el Consejo de Gobierno comience a elevar las tasas de interés clave del BCE, y en cualquier caso durante el tiempo que sea necesario. necesario para mantener condiciones favorables de liquidez y un amplio grado de acomodación monetaria.

4.- Las modalidades de la nueva serie de operaciones de refinanciamiento a largo plazo con objetivos trimestrales (TLTRO III) se cambiarán para preservar condiciones favorables de préstamos bancarios, garantizar la transmisión fluida de la política monetaria y apoyar aún más la postura acomodaticia de la política monetaria. El tipo de interés en cada operación se establecerá ahora al nivel del tipo medio aplicado en las principales operaciones de refinanciación del Eurosistema durante la vida útil del TLTRO respectivo. Para los bancos cuyos préstamos netos elegibles exceden un punto de referencia, la tasa aplicada en las operaciones TLTRO III será más baja y puede ser tan baja como la tasa de interés promedio en la facilidad de depósito que prevalece durante la vida de la operación. El vencimiento de las operaciones se extenderá de dos a tres años.

Y 5.- Con el fin de respaldar la transmisión de la política monetaria basada en el banco, se introducirá un sistema de dos niveles para la remuneración de reserva, en el que parte de las tenencias bancarias de exceso de liquidez estarán exentas de la tasa negativa de la facilidad de depósito.