El 29 de noviembre de 2011 abría las puertas Fab Lab León. En aquel momento era el segundo fab lab de España y el 94 del mundo. 9 años después estos espacios se han multiplicado, en nuestras fronteras existen más de 60 y fuera de ellas 1600. “Todo ha cambiado muchísimo”, recuerda Nuria Robles, responsable de Fab Lab León. “Tanto que a la inauguración, en nuestra antigua sede, vino Antonio Silván, que de aquella era consejero”.

Cada día crecen sus adeptos en la sociedad leonesa. Miles de niños, jóvenes y no tan jóvenes han pasado por sus instalaciones –en lo que va de año ya van más de 700 personas–, pero aún son muchos los leoneses que fruncen el ceño al escuchar fab lab, “¿qué es eso?”, se preguntan. “Es un espacio para utilizar herramientas de fabricación digital, ya sean impresoras 3D, fresadoras, escáner digital… Hay un inventario que debemos tener para ser considerados fab lab, con ellos podemos fabricar miles de objetos”, aclara Nuria. “Somos una comunidad de personas que te ayudan a construir lo que buscas”.

Los trabajadores de este espacio se congratulan porque cada día aumenta la familia, “estamos recogiendo los frutos de todo lo sembrado estos años. Empezamos a creernos que estamos bien reconocidos”. Nuria asegura que poco le agrada tanto como escuchar a una madre decir: “¡Tenéis a mi hijo todo el día metido ahí!”, “porque yo soy madre de adolescentes y sé lo complicado que es que no quieran dedicar su tiempo a otro tipo de ocio, pero está claro que también hay muchos a lo que les gusta cacharrear” y para ello, pocos lugares como un fab lab.

Pero, en este laboratorio, los grupos que más suelen llamar la atención son el de Poderosas León, formado por mujeres y niñas desde los 6 años, y el de Jóvenes Makers, adolescentes que van de los 12 a los 18 años. “Están aquí los viernes por la tarde y no se quieren ir a casa. ¡Hay que echarlos!”, explica la responsable de Fab Lab León con una sonrisa que destila orgullo.

También son asiduas las visitas de colegios, “cada vez más”, tanto, que “ya no tenemos huecos en lo que queda de curso”.

PREMIO

Para Pablo Núñez, Adrián Torres, Dani Pérez y Nuria Robles este laboratorio ha sido “un regalo”, “por supuesto que nos presentamos, pero nunca habíamos ganado una ayuda de este tipo”. “Tenemos que dar las gracias a los que han decidido que lo merecemos, pero, también, a los miles de leoneses que en todos estos años han pasado por aquí y que ya forman parte de nuestra familia”.

“Aquí no hay individualismos. Somos un equipo un tanto particular, porque todos los que trabajamos aquí somos socios de este espacio y si un día se llega a cerrar es un fracaso de todos y si esto triunfa, también, es de todos”.

PASADO Y PRESENTE

Nacieron de la mano de TELICE hace ya 9 años con una idea muy clara: “Todos los leoneses tenemos un apego especial a nuestra tierra, pero pensamos que nos perdemos cosas que pasan fuera. Esta idea nos llevó a intentar traer lo que hay fuera a nuestra ciudad, diferentes gurús que nos enseñen y que nos ayuden a avanzar tecnológicamente. Ese contacto con lo que tenemos fuera y estar intercomunicados por una red de laboratorios locales era sencillo”, y no queda duda alguna de que lo han conseguido. Nuria también destaca que “nuestro objetivo siempre ha sido llegar a ser sostenibles económicamente, pero de momento no lo somos. Si un fab lab es necesario para la comunidad, la comunidad tiene que poder llevarlo a cabo. Es muy difícil de llevar entre pocos y muy fácil de llevar entre muchos”. Esta reflexión la lleva a recordar los peores momentos vividos en Fab Lab León: “Cuando Telice entra en crisis y ofrece un ERE a sus trabajadores no puede seguir ayudándonos. Los ciudadanos de León no nos habían reconocido aún como una necesidad”. Pero este espacio sigue en pie y más vivo que nunca, ya que “los últimos cinco meses han sido una gozada. Hay sonrisas por todas partes. Cada vez somos un equipo más fuerte. Si me hubiesen preguntado hace cinco años en qué situación querría estar un lustro después hubiese dicho que como estamos ahora”.

En León cada día crece el reconocimiento hacia este laboratorio, a nivel mundial, entre sus iguales, ya lo tienen desde hace años. Ahora, si tú aún no lo conoces, los últimos viernes de cada mes, de 18 a 20 horas, jornadas de puertas abiertas.