Concejales ocupando parte de la bancada del público/ MC

No había cantado aún el gallo de la torre de San Isidoro ni los primeros rayos del sol habían coronado la crestería de la Casa de Poridad cuando a las 8:30h en punto, el alcalde de la ciudad, José Antonio Diez, daba inicio a la sesión plenaria extraordinaria del Ayuntamiento en la sede de San Marcelo. La urgencia venía motivada por problemas de agenda. El alcalde tenía que asistir a la 12:00h en punto a la toma de posesión del rector de la Universidad. Así y todo el pleno apenas ha durado 15 minutos y los tres únicos puntos del orden del día han sido aprobados sin debate y por unanimidad.

En el aspecto formal el pleno también ha sido extraordinario porque algunos concejales han ocupado parte de la bancada del público debido al cumplimiento de las distancias derivadas de la lucha contra la pandemia del coronavirus. Claro que a esa hora tampoco había público que disputar el espacio a los concejales. Otros ediles han preferido no quitarse el pijama y participar desde casa, vía telemática, en el pleno.

El asunto más importante del pleno ha sido la aprobación definitiva del expediente de expropiación de casas y solares para construir la tantas veces anunciada Ronda Interior, que algún día conectará la Plaza del Espolón con el barrio de La Palomera y permitirá cortar el tráfico en la Avenida de los Cubos y peatonalizar todo el entorno de la muralla desde el Arco de la Cárcel hasta la parte trasera del colegio de las Carmelitas.

El concejal socialista García Copete, quien debido al madrugón aún no había afinado la voz ni tomado su primer café, leyó de prisa y corriendo un texto justificativo para la aprobación de este acuerdo. Se refirió Copete a los veinte años de retraso de esta obra, por lo que se felicitó porque el Ayuntamiento saldé “esta deuda histórica” con los ciudadanos. Añadió Copete que la Ronda Interior permitirá la nueva urbanización del entorno de las murallas, por un importe global superior a los 8 millones de euros, que se financiará en parte con los fondos europeos de Edusi.

La verdad es que no era necesaria la justificación, ni siquiera para que los datos fuesen anotados por los pocos periodistas asistentes como testigos en el pleno, porque había unanimidad previa de todos los grupos, tanta unanimidad que ningún portavoz del resto de los grupos aprovechó la ocasión para replicar a Copete y anotarse unos  minutos de gloria. No era hora, está visto, para juegos dialécticos.

Tampoco el proyecto de aprobación de los estatutos de la Mancomunidad de Interés general Urbana de León y Alfoz, que sustituye a la anterior de Residuos Urbanos, requirió debate alguno. Incluso hubo acuerdo para dejar al próximo pleno ordinario el nombramiento de los seis concejales que han de representar al Ayuntamiento en esa Mancomunidad. Unanimidad a mano alzada y punto y final.

A las 8:45h, los concejales abandonaban el casón de San Marcelo y debatían a las puertas qué bar estaría abierto a esa hora para tomar el primer café mañanero. Los establecimientos hosteleros de la Plaza de San Marcelo aún no habían dado las primeras señales de movilidad.