Por una mayoría muy ajustada, tal y como estaba previsto, el socialista Pedro Sánchez acaba de ser elegido presidente del Gobierno de España por el Congreso de los Diputados. No ha habido sorpresas y Sánchez ha obtenido 167 votos favorables; 165, noes; y 18 abstenciones. Ahora, la presidenta del Congreso comunicará al Rey la decisión del Congreso y se espera que mañana mismo Sánchez prometa su cargo ante el Rey. Seguidamente dará a conocer la composición del Gobierno.

Las abstenciones de los independentistas catalanes de ERC y de los vascos HB Bildu ha hecho posible la elección de Sánchez como presidente del Gobierno. Han votado a favor el PSOE, Unidas-Podemos y sus confluencias, PNV, así como partidos minoritarios como Teruel Existe, BNG y Coalición Canaria.

Sánchez conformará un gobierno de coalición progresista, una fórmula inédita en la historia de la restauración democrática iniciada en 1978, con la aprobación de la Constitución. Uno de los primeros objetivos del nuevo Gobierno será presentar el borrador de Presupuestos Generales del Estado, ya que actualmente el Gobierno en funciones ha trabajado con los Presupuestos prorrogados del gobierno de Rajoy.