El perfil de los inversores ha cambiado significativamente en las últimas décadas. No obstante, aún son ellos los que se encargan de mover el dinero en grandes cantidades, aunque de una forma muy diferente. Conocer sus perfiles es de gran utilidad para entender la economía y la política modernas.

ROBÓTICA, FONDOS DESCOMUNALES Y POLÍTICA

Hoy, el mundo de la inversión está cada vez más automatizado. El gran volumen de movimientos en las bolsas y mercados mundiales, los cambios constantes de los precios y la búsqueda del mayor beneficio posible amparan el avance de las máquinas. De hecho, cada segundo se realizan 50.000 operaciones, algo que está muy lejos de la capacidad de procesamiento de un ser humano y supone un cambio mayúsculo en la economía

.

Los hay que rechazan el uso de algoritmos en las bolsas por aumentar su volatilidad, aunque quienes los apoyan garantizan que la formación de los precios es mucho más eficiente. En cualquier caso, los fondos de inversión también han sufrido grandes cambios y fusiones que los han convertido en entes descomunales.

Las 500 mayores gestoras manejan unos 84,5 billones de euros y las 20 mayores firmas son propietarias del 43 % de todo ese dinero.

 Así, las grandes fortunas mantienen en movimiento su patrimonio y siguen acrecentándolo. Para el resto de los mortales, quizás el avance de la tecnología y la simplificación de los procesos de inversión abra las puertas a participar de este trepidante mundo. Sin embargo, las grandes fortunas siguen siendo los dueños y señores de la inversión a gran escala.

En conclusión, los inversores han cambiado en las últimas décadas. El avance de los algoritmos y la concentración de los grandes fondos son los cambios más significativos. Así, las grandes fortunas siguen aumentando sus ganancias gracias al avance de la tecnología y los cambios en los mercados. No dejes de compartir este artículo si te ha resultado interesante.