Más de 25.000 aficionados a la música asistirán en las próximas semanas al XXXVI Festival Internacional de Órgano Catedral de León, que se inaugurará este 16 de septiembre y se prolongará hasta el 25 de octubre. La edición de este año ofrece 15 conciertos en total, todos ellos en el interior del templo gótico excepto uno, que será el sábado 5 de octubre en la iglesia de Santa Marina la Real de la capital leonesa, que dispone de un órgano histórico de gran calidad.

Este año, el Festival no ofrece la posibilidad de viajar a pueblos de la provincia al no haber llegado a un acuerdo de financiación con la Diputación Provincial. El director del Festival y organista, Samuel Rubio, ha lamentado que este año no se haya llegado a un acuerdo con los responsables salientes de la Diputación, a pesar de que la institución cerró el pasado ejercicio con un remanente cercano a los cien millones de euros.

Catedral de León
Acto de presentación del Festival con representantes de Cabildo, Ayuntamiento y Junta/ MC

A pesar de ese contratiempo, Samuel Rubio aseguró en rueda de prensa que esta nueva edición del Festival será histórica al estar dedicada a dos personalidades que han sido fundamentales en la consolidación del Festival y que han fallecido este año: Adolfo Gutiérrez Viejo, fundador y primer director del Festival; y Jean Guillou, organista, compositor, organólogo francés y responsable de la concepción sonora del nuevo órgano d la Catedral, estrenado ya hace seis años.

Como líneas destacadas este año del Festival destacar la presencia de organistas de primer orden mundial, como los de Notre Dame de Paris o de la catedral de Colonia; estreno de tres obras para órgano por encargo del Festival a jóvenes compositores españoles; la actuación del Ensemble de Cuerdas de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y la grabación de todos los conciertos, con amplia difusión internacional a través de plataformas de tecnología puntera.

A falta del apoyo de la Diputación, el Ayuntamiento de la capital se convierte en el primer patrocinador del Festival, con una aportación de 35.000 euros, seguida de la Junta de Castilla y León, con 20.000 euros. El Cabildo catedralicio complementa el presupuesto, cuya cuantía total no se ha dado a conocer. Es de destacar que todos los conciertos son gratuitos, al considerar el Cabildo que no se debe ni puede cobrar por este tipo de actividades que se desarrollan en el interior del templo y que engrandecen el sentido religioso del recinto.

Ninguna de las instituciones organizadoras y patrocinadoras han calculado el retorno que este Festival, quizá el más prestigioso de su género en Europa, tiene para la ciudad de León en cuanto número de visitantes, gastos de estos visitantes en hoteles, restaurantes y comercios de la ciudad, etcétera. Lo que sí es evidente es que el Festival es un “sello de calidad” que fortalece la imagen de la capital leonesa.

En cuanto al programa, disponible al detalle en la web: www.fiocle.org, su director, Samuel Rubio, aseguró que “escucharemos grandes obras de toda la literatura musical para órgano, algunas de ellas sonarán por primera vez en nuestra catedral, en  nuestro país o en su primera interpretación absoluta” y recordó la promesa formulada en 2017: “Convertir a León y su Catedral en la referencia internacional en el campo de la creación contemporánea para órgano, con todo lo que eso significa de riqueza y proyección de la mejor imagen de nuestra ciudad”.

El alcalde de la ciudad, José Antonio Diez; la jefa de servicio de Cultura de la Junta en León, Amelia Biaín; y el vicedeán del Cabildo, Primo Lucio, arroparon al director del Festival en la presentación del programa de este año. Estas instituciones han comprometido su apoyo al Festival.