Recorrido por la mina a través de unos zapatos

La colección de zapatos Antracita está expuesta en el Museo de la Energía de Ponferrada y se compone de siete modelos de zapatos que plasman las vivencias de las minas en los años 40 y 50.

Expoisicón Antracita. Fotografía de Maria Losada
Expoisicón Antracita. Fotografía de Maria Losada

Paula Pérez es una joven diseñadora que se define como una persona polifacética con un talento diferente para contar historias a través del calzado. Su colección de zapatos, a la que ha llamado ‘Antracita’, cuenta las vivencias de las mujeres que trabajaron en los años 40 y 50 en los lavaderos de las minas. Los modelos Francisca, Luisa, Valentina, Hulla, Galeria, C y Lombas dan vida a una colección que pretende plasmar las vivencias en las minas de aquellos años. La diseñadora se emociona al preguntarle por su abuela, punto de partida de la colección, y destaca el modelo Francisca como el más especial para ella. Tanto Francisca, como Luisa, como Valentina, son nombres de mujeres reales que vivían en San Andrés de Las Puentes, donde fueron homenajeadas hace unos años.

Antracita está expuesta en el Museo de la Energía de Ponferrada y se podrá visitar hasta el día 17 de marzo. Es la primera vez que esta exposición ve la luz y se estrena en el Bierzo, comarca natal de Francisca. La diseñadora espera que esta solo sea la primera parada que hacen sus zapatos.

La diseñadora Paula Pérez con uno de los modelos de la colección Antracita. Fotografía de Ainara Urquijo.
La diseñadora Paula Pérez con uno de los modelos de la colección Antracita. Fotografía de Ainara Urquijo.

-¿Qué significa para usted el arte?

-Para mi el arte es una herramienta de expresión con la que poder plasmar lo que sientes. Poder contar algo desde tu subjetividad y trasmitirlo a los demás. Para mí el arte es una manera de expresarme.

-¿Cómo surgió la idea de realizar la colección Antracita?

-Surgió porque tenía que hacer una colección de calzado inspirada en mujeres importantes de la historia. Finalmente, decidí escoger como inspiración una mujer importante para mí, que tiene su propia historia. Mi abuela Paca. Ella trabajó en el lavadero de la mina entre el año 47 y 52, unos 5 años. Para mí ella es una inspiración y, quería hacerle un homenaje a ella y a aquellas mujeres que trabajaron en esos años en el lavadero y así también, al oficio de la minería. De ahí surgió la colección Antracita.

-¿Por qué Antracita? ¿Cual es el motivo de denominarla así?

-Por que mi abuela trabajó en dos minas y una de ellas se llamaba Antracita. Además, es un tipo de carbón.

-¿Cual es el objetivo de la colección? ¿Alguna vez pensó que esos zapatos pudiesen salir a la venta?

-Hay un modelo en concreto por el que me han preguntado y podría hacerlo en un futuro, pero hoy por hoy no lo voy a hacer porque mi objetivo con Antracita era contar una historia, hacer un homenaje a mi abuela, a esas mujeres y, al oficio de la minería en general. Es verdad que la colección se compone de zapatos modernos aunque estén inspirado en esos años 40 y 50. Para mí el calzado de la colección es conceptual porque quiere representar unas vivencias. Son modelos que no son comerciales pero que sí se podrían llegar a vender si, por ejemplo, en vez de poner trozos de carbón se pusiera otro adorno asemejado al carbón. Hay modelos más complejos que otros que habría que hacerlos de forma mucho más sencilla. Sin embargo, por el momento no es algo que tenga en mente.

-¿Todos los materiales que componen los zapatos tienen un significado?

-Sí, empezando por los colores. La paleta de colores que escogí se compone del negro que quiere representar la oscuridad de la mina, algunos tonos grises que pretenden plasmar los reflejos del carbón y el amarillo que representa la luz, que es muy importante trabajando en un lugar tan oscuro. En cuanto a los materiales, todos los modelos llevan algo elástico que aprieta el pie y eso es la linea conductora de la colección. ¿Qué quiere representar eso? Yo he hecho un ejercicio de empatía para hacer esta colección. Yo no he trabajado en la mina y mucho menos en los años 50. Pienso que seguramente sentiría agobio. Ese sentimiento que yo lo siento como presión lo quise trasmitir con un material que apretara el pie. En otro modelo hay una napa arrugada que quiere representar la rugosidad de la roca. El glitter, que es un material brillante, representa el brillo del carbón y de los minerales. El modelo de la jaula tiene un trocito que es una rejilla que quiere plasmar la rejilla de los ascensores. También he utilizado un material geométrico que quiere hacer un guiño a la geometría de los minerales.

-¿Cuál es para ti el modelo más especial de la colección?

-Me emociono. Para mí el modelo más especial de la colección es el modelo Francisca, que se llama como mi abuela. La semilla de toda esta colección es ella y sus vivencias. El modelo Francisca tiene un significado especial. Mi abuela me contaba que en esos años 40 las mujeres llevaban falda y trabajaban en una cinta escogiendo el carbón. La que escogía los trocitos más pequeños lo hacía de rodillas y tenía un cojín para apoyarse. Por eso, quise poner en una parte de la bota un material acolchado haciendo referencia a ese cojín. Lleva unas tiras elásticas haciendo referencia al sentimiento de agobio. Mi abuela me cuenta que utilizaban madreñas en invierno por eso el material del talón abraza a la bota.

Modelo Francisca. Fotografía María Losada.
Modelo Francisca. Fotografía María Losada.

-¿Qué futuros proyectos tiene en mente?

-En primer lugar me gustaría que Antracita siguiese moviéndose. Además, tengo en mente crear una colección de calzado que cuente la vida de Marie Curie. La admiro muchísimo, creo que tiene unos valores humanos estupendos y me gustaría homenajearla a través de los zapatos.

Modelo C. Fotografía María Losada.
Modelo C. Fotografía María Losada.