“León vive una situación de neocolonialismo” aseguraba ayer tarde el profesor y ensayista, último Leonés del Año, Rogelio Blanco, en el transcurso de su conferencia “León: tierra de libertad” con la que se inauguraba las jornadas Cuna del Parlamentarismo, celebrada en un Palacín, que agotó todas las entradas disponibles.

Al lado del conferenciante, el alcalde Diez asentía complacido a las palabras de Rogelio Blanco. Hacía hincapié el conferenciante en que sectores económicos leoneses se han deslocalizado de los últimos años dentro de Castila y León y en clara referencia a favor de Valladolid. Ante esta tendencia, Blanco sostuvo la necesidad de defender la “leonesidad”, el conocimiento del pasado de León y utilizar el hecho histórico del reconocimiento de los Decreta de 1188 como la gran batalla histórica ganada por León y sobre la que se puede reforzar su identidad como colectividad.

Numeroso público asistió ayer a la conferencia/ MC

Es más, Blanco se mostró a favor de que la fecha de la reunión de las primeras Cortes predemocráticas del mundo, en la primavera de 1188 en San Isidoro de León, fuese el Día de la Comunidad de Castilla y León en vez de la conmemoración de una derrota como es Villalar. Seguramente esta afirmación ya le gustó menos al alcalde de León, convertido en los últimos años en el primer adalid del leonesismo político y el impulsor de la separación de León de Castilla y León.

TIERRA DE LIBERTADES

La tesis de Rogelio Blanco, plasmado en su último libro con el mismo título que la conferencia, es que desde el origen de la Historia, el espacio que ahora ocupa León y en todo el noroeste peninsular, sus habitantes siempre se dieron una forma de autogobierno comunal, asamblearia, en la que primaba el respeto a una serie de derechos básicos, sobre todo, la libertad del individuo. De esa forma de pensar surgieron los primeros fueros, las cartas pueblas, las asambleas ciudadanas y los concejos, que en 1188 culminan con la celebración en León de las primeras Cortes del Reino a las que acude el pueblo llano, muy por delante en el tiempo de otras acciones parecidas en Reino Unido, Francia, Castilla o Cataluña.

El alcalde, Diez, inauguró las jornadas Cuna del Parlamentarismo/ MC

Rogelio Blanco hizo un recorrido por la historia de España para demostrar que en el paso de los siglos el antiguo Reino de León siempre mantuvo esta peculiar forma de gobernarse, totalmente diferente a la de los reinos medievales vecinos o, más tarde ya, dentro de la uniformidad española. Sostiene Blanco que León ha sufrido un claro “memoricidio” o intento calculado de esconder, ignorar y ocultar la historia del Reino de León, sus peculiaridades y su importancia en el devenir de la conformación de España.

Blanco tuvo un claro protagonismo a la hora de conseguir que la Unesco declarase en 2013 los Decreta de las Cortes de 1188 como Patrimonio de la Humanidad.

PROGRAMA

Las jornadas continúan esta tarde con el historiador Ricardo Chao, quien disertará sobre la vida y obra de Alfonso IX de León, “el Bueno”.

Mañana, viernes, 4 de septiembre, cerrará este ciclo Nicolás Bartolomé, experto en Derecho Medieval, quien se encargará de la simbología de la identidad leonesa “Liber Iudicum a las Cortes de 1188 y sus Decreta”.

ENTRADAS

Las entradas, que son gratuitas, pueden recogerse en la taquilla del Auditorio Ciudad de León de 9.00 a 14.00 horas y también una hora antes del inicio de cada conferencia en el propio Palacín. Todas las conferencias comienzan a las 20.00 horas y a las 19.30 horas está prevista la apertura de puertas.