“He recibido varios premios, pero éste, uf. Me ha pellizcado fuerte. Estoy agradecido y contento”. Es la primera reacción de Rogelio Blanco tras ser elegido Leonés del Año 2019, un galardón que concede Radio León y que está considerado uno de los más prestigiosos de la provincia.

Profesor, escritor, analista, investigador y divulgador de la historia de León, Rogelio Blanco presentaba la pasada semana en León su último libro: “Las Cortes Leonesas de 1188” y en una entrevista con esta revista, Blanco resumía en una frase las conclusiones de sus investigaciones sobre las razones que llevaron a los leoneses a constituir en 1188 las primeras Cortes democráticas del  mundo: León es una tierra de hombres libres”. Precisamente ése será el título de su próximo  libro: “León, tierra de libertad”.

Rogelio Blanco lleva años vinculado a la Fundación MonteLeón. Es el presidente del Jurado del Premio de Relatos Breves de la Fundación y en diciembre participaba en un filandón, organizado por la Fu dación con motivo de su 30 aniversario, sobre el estado de la cuestión de la Cultura en la provincia. La Fundación muestra su satisfacción por este nombramiento a “uno de los intelectuales que más ha hecho por la memoria de León y de lo leonés, repercusión mundial.”

El Leonés del Año 2019 está retirado de la primera línea de la actividad profesional, lo que le llevó hace unos meses a rechazar la oferta de la Diputación para ser director del Instituto Leonés de Cultura.

Rogelio Blanco
Rogelio Blanco participaba en el pasado diciembre en un Filandón organizado por la Fundación MonteLeón

TRAYECTORIA

Nacido en Morriondo de Cepeda (León), en 1953, Rogelio Blanco es doctor en Ciencias de la Educación; licenciado en Filosofía y Letras (Filosofía Pura); licenciado en Antropología y Ciencias del Hombre; diplomado en Sociología Política y también en Cooperativismo.

Su actividad siempre se ha vinculado a la cultura, poniendo un énfasis especial en la leonesa. El reconocimiento como “Memoria del Mundo”, de las Cortes de 1188 y sus Decretos, por parte de la UNESCO, que supone a la ciudad ostentar el título de “León, cuna del parlamentarismo”, contó con la iniciativa, el apoyo decidido y el trabajo de Rogelio Blanco. El dossier, presentación y seguimiento del valor de las Cortes de Alfonso X, disperso por las catedrales de Lugo, Orense, Astorga, León, la Academia de la Historia, la Biblioteca Nacional y la Biblioteca Capitular de Sevilla, llevan su firma.

Rogelio Blanco Martínez ha trabajado en la coordinación de publicaciones y colecciones editoriales. Es cofundador de la editorial Lobo Sapiens. Como consejero de Mondadori o Tabla Rasa, impulsó la edición de obras y encuentros literarios de los escritores leoneses.

Fue director del Centro de Estudios Bibliotecario y Documental; consejero técnico en los Ministerios de Cultura y de Educación, y director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, responsabilidad desde la que impulsó la ampliación del Archivo Histórico provincial de León y la digitalización el catastro de Ensenada, entre otra documentación relevante.

Catedrático de Secundaria –su primer destino como profesor fue en un instituto de Almagro (Ciudad Real)- , profesor de diversos Másteres. Presidió el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC).

Es miembro del Patronato de diversas Fundaciones: María Zambrano; Científica y Cultural José Martí; Dinastía Vivanco; Alfonso Perales; Biblioteca de Literatura Universal y de la Sociedad de Conmemoraciones Culturales, entre otras. También anota la vicepresidencia de la Fundación de Medina Sidonia, y su condición de patrono y miembro del Consorcio del Centro Federico García Lorca, y de los Consejos de Redacción de varias revistas científicas y culturales.

Es autor de numerosos ensayos, poemarios, artículos, relatos cortos y monografías, varios de ellos traducidos al francés, inglés, sueco, ruso, italiano y alemán. Es creador y coordinador de los proyectos didácticos: Quirón (Ed. Zero-ZYX y De la Torre) y Questio (Mondadori), y miembro de los equipos didácticos Epsilon y Ariadna. También trasfiere su cultura en numerosas conferencias por Asia, América y Europa.