El catedrático de la Universidad leonesa, Manuel Valdés, inaugurará mañana, 2 de febrero,  en Sahagún las III Jornadas Cluniacenses con una conferencia sobre “Fernando I, Alfonso VI y Cluny”. Será a las 19:30h en la iglesia de San Tirso y con aforo reducido y podrá seguirse vía on line. Presidirá el acto de inauguración el director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, Gumersindo Bueno. A las 19:30 horas comenzará la conferencia del  profesor Manuel Valdés.

Manuel Valdés Fernández es catedrático emérito de Historia del Arte de la Universidad de León y Licenciado en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid. Académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

PROGRAMA

Sábado 3 de octubre, Monasterio de San Zoilo, Carrión de los Condes

Conferenciante Francisco Prado-Vilar, director científico del Programa Andrew W. Mellon para la Catedral de Santiago de Compostela, RCCH (Real Colegio Complutense de Harvard). Master y Doctorado por la Universidad de Harvard, ha ocupado cargos académicos en instituciones como la Universidad de Londres, la Universidad Complutense de Madrid o la Universidad de Princeton, donde cursó una beca post-doctoral en la Sociedad de Becarios de Artes Liberales. Ponencia: «La lauda de Alfonso Ansúrez: Una nueva visión».

Ponencia: “La lauda de Alfonso Ansúrez. Una nueva visión”.

Viernes 9 de octubre, Iglesia de Santa María del Castillo, Frómista

Conferenciante, Juan Carlos Asensio Palacios. Músico, Director de Coro y profesor. Formado en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, hasta el año académico 2008-09 ha sido Catedrático de Canto Gregoriano, Notación, Historia y Análisis de la Música Medieval en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca. Actualmente es profesor de Historia de la Música Medieval, Notación y Cantos Litúrgicos en la Escola Superior de Música de Catalunya. Ponencia: «Cluny y el esplendor ceremonial a través de la música».

Ponencia: Cluny y el esplendor ceremonial a través de la música”.

Sábado 10 de octubre, Monasterio de San Zoilo, Carrión de los Condes

Conferenciante Adeline Rucquoi. Del Centre National de la Recherche Scientifique. Docteur d’État ès Lettres, Université de Paris IV-Sorbonne, Directeur de Recherches émérite, C.N.R.S., Spécialiste de la Péninsule ibérique au Moyen Âge (histoire culturelle, politique, droit, arts, littérature), Membre du Comité International des Experts du Chemin de Saint-Jacques de Compostell.

Ponencia: «Cluny y el Camino de Santiago: un invento contemporáneo».

El objetivo de esta actividad es conocer más en profundidad el legado cluniacense relacionado con nuestros sitios sea de vuestro interés.

SAHAGÚN Y EL CLUNY

Históricamente la villa de Sahagún fue un centro de referencia de los monasterios cluniacenses. Alfonso VI fue su gran valedor, aunque ya Fernando I había comprometido su apoyo. Esta población se crea, precisamente al llegar desde Francia a Sahagún el Abad Bernardo en 1081. En 1085, el rey concede un fuero muy ventajoso para la abadía y villa a San Facundo. El auge del comercio hizo que en el siglo XI se poblara de comerciantes y artesanos, con gran afluencia de extranjeros, especialmente francos. Sahagún llegó a ser uno de los núcleos urbanos más importantes de la Baja Edad  Media. Francos, mudéjares, cristianos y judíos convivieron y conformaron un centro religioso y económico de gran importancia, no exento de graves tensiones por los roces entre los abades y el concejo, representante de la Villa. La importancia de la influencia cluniacense en Sahagún, fue de tal magnitud -por el apoyo de Alfonso VI- que llegó a cambiarse el rito hispánico por el romano.

En épocas cercanas, Sahagún, por su gran riqueza histórica, se asoció a la Federación Europea de Sitios Cluniacenses, habiéndose incorporado a La Asociación Cluny Ibérica en fechas recientes. No sólo hubo en León este monasterio  cluniacense: Palat del Rey en León, Santa María de Cluny en Villafranca del Bierzo y por breve tiempo, San Miguel de Escalada fueron también monasterios benedictinos de Cluny.

Cluny Ibérica tiene como objetivo fundamental investigar, recuperar y dar a conocer el patrimonio cluniacense en la península, de forma que este patrimonio redunde en beneficio tanto cultural como económico en aquellas localidades en donde la huella cluniacense esté presente, ayudando a su desarrollo y sostenibilidad. La representación en León es de importancia, pues la vicepresidencia de la misma recayó en León.

La iniciativa nace en torno a las localidades de Sahagún, Carrión de los Condes, Villalcázar de Sirga,   Frómista,   Nogal   de   las   Huertas,   estando   abierta   a   nuevas incorporaciones, a raíz de la anexión de las localidades a la Fédération Européenne des  Sites  Clunisiens  (FESC),  fundada  en  1995,  incorporándose  a  los  Itinerarios Culturales del Consejo de Europa por partida doble, ya que también se radican en el Camino de Santiago, el germen de ésta distinción, que ostenta desde 1987.

La Asociación trata de ser unificador y aglutinador de las iniciativas comunes de los lugares miembros, actuando de interlocutor con los agentes intervinientes y tratando de facilitar todas aquellas actuaciones que se encuadren dentro de los objetivos iniciales marcados en torno al patrimonio cluniacense antes referidos, sin que ello sea óbice para prestar su apoyo y participación en el resto de actividades locales y regionales.

Como miembros de la FESC, se trabaja conjuntamente con el   resto de sitios cluniacenses federados, más de 180 lugares repartidos en 8 países de toda Europa, en el ambicioso proyecto de ser declarados como Patrimonio Mundial por la UNESCO, candidatura presentada en octubre de 2019.