El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha comenzado esta semana la ejecución del Plan de Asfaltado con cargo al ejercicio 2020 y al que se destinará más de 337.000 euros.

La actuación, que se ha puesto en marcha con la subida de las temperaturas mínimas, se ha iniciado en el Polígono Industrial de Trobajo del Camino, donde, continuando con los planes anteriores y a consecuencia del deterioro superficial en varias de sus calles, se renovará el firme en un total de siete viales, como son las calles Vallejo, Agua, Vaguada, Fontanillas y Ermitaño, además del Camino Cuesta Luzar y las vías de servicio de Párroco Pablo Díez en sus márgenes tanto derecho como izquierdo.

El proyecto, realizado por los servicios municipales en base a un estudio técnico de localización de aquellos puntos con presencia de baches, blandones o defectos similares sobre los que hay que actuar con mayor urgencia, contempla también el asfaltado de calles en el barrio de Pinilla y en las localidades de San Andrés y Ferral del Bernesga.

En concreto, en Pinilla se actuará sobre las calles Yuso, Sil y Selmo; en San Andrés en las calles Tirso, Real y Juan Antonio Pose; mientras que en Ferral del Bernesga, el plan de asfaltado llegará a Camino Los Prados, Rosario, La Iglesia, Los Mártires, La Verja y El Carmen.

Destaca, además, la renovación integral del firme en Carretera Alfageme de Trobajo del Camino, que soporta un gran volumen de tráfico rodado al tratarse de uno de los principales viales de comunicación del municipio.

La concejalía de Urbanismo que encabeza Manuel Ángel García Aller es la responsable de esta importante actuación; la tercera que el gobierno socialista local destina a la renovación del aglomerado y señalización horizontal de diversas calles del municipio en los últimos años.

El proyecto salió a licitación por 480.000 euros, por lo que el equipo de Gobierno destinará el montante económico sobrante de la adjudicaicón a nuevas actuaciones de asfaltado que llegarán al barrio de La Sal, entre otras zonas.

Además,  el borrador presupuestario de 2021 contempla un nuevo Plan de Asfaltado con el que, de aprobarse, el Ayuntamiento continuaría con la actuación progresiva en las calles más deterioradas de las distintas localidades y barrios.