Pedro Sánchez, en plena videoconferencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado esta mañana a los presidentes autonómicos, en la habitual videoconferencia de los domingos, que pedirá al Congreso una secta y última prórroga del estado de alarma. La prórroga será de 15 días y se prolongará hasta el 21 de junio. Sánchez ha negociado el apoyo del PNV y la abstención de los independentistas catalanes de ERC. Ambos partidos han  arrancado al Gobierno que la 3 Fase de la desescalada sea ya gestionada por las comunidades autónomas.

Otras de las cesiones del Gobierno a ERC es que Cataluña y el resto de las autonomías participen en la gestión de los fondos europeos de reconstrucción para hacer frente a la pandemia. Por su parte, los nacionalistas vascos votarán a favor tras llegar a un acuerdo con el PSOE para que sean los presidentes autonómicos los que gestionen las medidas a adoptar en la fase 3 de la desescalada, así como los que puedan proponer al ministro de Sanidad, Salvador Illa, «con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos», la entrada en la llamada «nueva normalidad».

Recordar que mañana, 1 de junio, el  70% de la población del país entrará en la fase 2, y cuatro islas ya en la fase 3, la etapa previa a la llamada «nueva normalidad». Mientras, otros 15 millones de españoles, fundamentalmente la comunidad de Madrid, Barcelona y Castilla y León, seguirán en fase 1. El Bierzo y Laciana serán los dos únicas comarcas de Castilla y León que mañana pasarán a la fase 2.

RUEDA DE PRENSA

En posterior rueda de prensa, Sánchez ha explicado que las autonomías serán las que gestionen la úlltima fase de la desescalada, es decir la fase 3, a partir de que el próximo 8 de junio algunas de las comunidades ya lleguen a ese nivel. El Gobierno sólo se reservará el control de la movilidad.

Así y todo, Sánchez ha vuelto a apelar a la prudencia y a guardar las normas de distanciamiento social porque «el virus sigue ahí» . Y ha añadido que no se olvide el sacrificio de los sanitarios por lo que hay que «extremar la prudencia para evitar recaídas».

En su intervención, Sánchez ha elogiado el comportamiento del doctor Fernando Simón, máximo responsable de la gestión sanitaria de la crisis; y del ministro de Sanidad, Salvador Illa, responsable político de la desescalada. El presidente ha destacado la entrega y dedicación de ambos y, sobre todo, que no hay caído en provocaciones de ningún tipo.

ECONOMÍA

Sobre temas económicos, Sánchez ha destacado la aprobación esta semana del Ingreso Mínimo Vital, que evitará la erradicación en España de la extrema pobreza, sobre todo de la pobreza infantil. Y ha recordado que España es el país de Europa occidental con el mayor índice de pobreza.

Y ha destacado dos sectores principales sobre los que pivotará la reconstrucción: el Turismo, que supone un 15% del PIB,  y la Automoción, que representa un 10% del PIB. En este sentido, Sánchez ha anunciado una próxima Ley de Movilidad Sostenible, así como una reforma del Estatuto de los Trabajadores y la elaboración del documento que España debe presentar ante la Unión Europea para acceder a esos 140.000 millones de euros para la reconstrucción, y que se basará en propuestas de transformación hacia una economía sostenible, de respeto al medio ambiente, más digital y de total apoyo a la ciencia y a la investigación científica y a otros sectores clave como el agroalimentario. Sánchez ha prometido un apoyo sin precedente a la ciencia y a la investigación.

El presidente ha concluido su intervención en la rueda de prensa telemática apelando, una vez más, a la unión, a no caer en «el virus de la provocación» y a no utilizar la bandera de España de forma partidismo sino como «un símbolo de paz y de unidad».