Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido este viernes que la situación de la pandemia de coronavirus en España es «grave» y empeorará con la llegada del invierno, por lo que ha pedido «determinación» y «unidad» a las fuerzas políticas para doblegar la segunda curva «al igual» que se hizo con la primera, lo que pasa por reducir la movilidad.

En una declaración institucional desde el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha asegurado que la «realidad sin adornos» es que España está registrando picos récord de contagios, lo que ha llevado a varias comunidades autónomas a adoptar medidas cada vez más restrictivas.

El cómputo oficial de contagiados superó el pasado miércoles el millón de casos, pero, según Sánchez, los estudios de seroprevalencia desarrollados por las instituciones públicas con expertos científicos indican que «el número real de personas que han estado infectadas supera los tres millones». El presidente del Gobierno no ha actualizado la información sobre el número de fallecidos, que, según los datos a fecha de ayer, jueves, han alcanzado los 34.521 fallecimientos desde el inicio de la pandemia.

Sánchez ha explicado que actualmente la incidencia acumulada de España se sitúa en más de 300 casos por cada 100.000 habitantes y hay que conseguir reducirla a los 25 casos: «Podemos volver a contener al virus si todos cooperamos con resistencia, disciplina social y la moral de victoria», ha subrayado.