La Unidad de Enfermedades Infecciosas del Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León (ULE) comenzó ayer a realizar pruebas para la detección del COVID-19 en muestras pertenecientes al personal sanitario que está luchando en primera línea contra la pandemia, una tarea que resulta de vital importancia para conseguir una contención de los contagios y con ella, llegar a doblegar la curva. Aunque su capacidad no es muy grande y el trabajo de análisis se ha de hacer de forma manual, se confía en poder realizar en torno al centenar de análisis diarios.

El personal del laboratorio de la facultad de veterinaria de la ULE cuenta con amplia experiencia en el estudio de coronavirus, fruto de las investigaciones que se vienen desarrollando desde hace años referidas a una infección con ciertas similitudes que afecta al ganado porcino y al bovino.

Un equipo de profesores y alumnos voluntarios de la facultad dirigido por la doctora Ana Carvajal, e integrado por Héctor Puente, Óscar Mencía, Manuel Gómez, Héctor Argüello y Juan Fregeneda, está utilizando técnicas de PCR para extraer el ácido nucleico del virus (ARN) y después amplificar el genoma del virus para su detección.

Ana Carvajal ha explicado que la intención es sumar esfuerzos para ampliar el número de diagnósticos que está obteniendo el Hospital de León y hacerlo además sobre el personal de los diferentes servicios que se encuentran luchando en primera línea contra la pandemia para evitar de esta manera que pueda haber infectados asintomáticos que contribuyan sin saberlo a diseminar el virus.

En cuanto a sus consejos para actuar frente a la expansión de los contagios, explica que hay que respetar las propuestas que han formulado los expertos: mantener la cuarentena y no salir de casa, tener los mínimos contactos posibles, utilizar las medidas de protección e incrementar los análisis y diagnósticos precoces.

La pandemia del coronavirus era algo que califica de “impensable”, pero confía en que con el trabajo de los científicos se conseguirá vencer esta epidemia y obtener una vacuna que en el futuro nos permita convivir con el coronavirus. Acabar completamente con él será algo muy difícil, aunque recuerda con optimismo otras epidemias como las del SARS o la gripe porcina, que fueron contenidas con éxito.