El Círculo Empresarial Leonés (CEL) celebró ayer su quinta jornada on-line – en abierto a través de su página de FB Live y su canal de YouTube – que en esta ocasión estuvo dedicada a analizar la situación actual y las peticiones y propuestas de las empresas distribuidoras de productos y servicios a la hostelería.

En esta sesión participaron empresas proveedoras y marcas muy representativas del mercado de bebidas como son Cerlesa, Garolesa, Heineken y Bodegas Vile, además de Julio Álvarez, presidente del CEL.

Todos ellos advirtieron de la inviabilidad de poder abrir las terrazas al 30% de la ocupación – tal y como prevé el plan del Gobierno – y criticaron la forma y el fondo en la toma de decisiones del Gobierno, que no ha contado ni con el sector profesional de distribuidores ni con la patronal de Hostelería de España.

JULIO CÉSAR ÁLVAREZ: «SI FINALMENTE SE LLEVA A CABO, EL PLAN DEL GOBIERNO ES UNA NUEVA PUÑALADA A UN SECTOR YA MUY HERIDO»

El presidente del CEL, Julio César Álvarez, fue muy crítico con las decisiones del Gobierno y las condiciones para la reapertura, pero insistió en que “sólo es un plan y hasta que no salga una norma seguiremos exigiendo que se hable con todas las partes para que se cambien esas medidas y condiciones porque es una nueva puñalada para un sector muy herido”.

Sin embargo, felicitó la iniciativa del Ayuntamiento de León de crear mesas de trabajo sectoriales, dejando la política a un lado, con técnicos y representantes empresariales y sindicales.

ÁNGEL ÁLVAREZ: «DEBEMOS DEFENDER LOS DOS GRANDES PATRIMONIOS LEONESES: SU HISTORIA Y SU HOSTELERÍA»

Ángel Álvarez, gerente de Cerlesa y tercera generación de una empresa muy reconocida en la provincia, agradeció al CEL la oportunidad de hacer visible al sector de distribuidores de hostelería y los graves problemas que atenazan la continuidad de los negocios con el cierre total de bares, restaurantes, discotecas, hoteles, al que se añade la falta de cobro del mes de febrero, el problema de la caducidad del stock de existencias, la incertidumbre en la flexibilidad de los ERTEs o los estrechos márgenes comerciales, etc.

“La hostelería vive al día y nosotros nos hemos convertido indebidamente en empresas financieras del sector, algo que no podemos ni debemos seguir haciendo porque no tenemos músculo financiero y nuestra situación es muy delicada, con unos márgenes brutos ridículos en torno al 12-13% y muchas inversiones realizadas tanto en medios como en vehículos para atender a nuestros clientes”.

No obstante, defendió los dos grandes patrimonios de León: su historia y su hostelería y recomendó mantener la calma y la cabeza fría: garantizar la salud y el bienestar de trabajadores y clientes, autoproteger la economía local, apostar por poner en valor los productos de León, apelando a la seriedad, unión bajo una misma bandera y responsabilidad de todo el sector hostelero.

OSCAR GACÍA: «VAMOS A NECESITAR MUCHO ESFUERZO Y LA COLABORACIÓN DE TODOS PARA SALIR DE ESTA»

Oscar García, gerente de Bodegas Vile – empresa con más de 50 años de trayectoria, que sigue dando servicio y respuesta a los clientes, ahora únicamente al sector de alimentación y particulares con una bajada muy importante de sus ventas al estar cerrado el canal Horeca y verse obigado a soportar también la suspensión de pagos de algunos clientes – afirmó que se estima que la brutal contracción de la demanda de vino que ha ocasionado el cierre de bares y restaurantes supone el 60% de la producción de muchas D.O.

“Nuestro compromiso es cumplir con los requisitos que nos exijan y garantizar la seguridad, va a costar mucho esfuerzo y colaboración de todos salir de este parón y volver a recuperar el ritmo de trabajo, tendremos que valorar qué hacemos con los excedentes que no tienen una salida fácil, cómo nos replanteamos la vendimia de este año y las previsiones para 2021, los daños y los posibles escenarios a partir de ahora” explicó, apelando a la responsabilidad de todos para superar esta crisis.

ALFREDO GARCÍA: «NADA PUEDE IR EN CONTRA DE LA SALUD PERO A LA HOSTELERÍA SE LE ESTÁ PERJUDICANDO MÁS QUE A OTROS SECTORES»

Alfredo García, gerente de Garolesa, fue muy contundente a la hora de valorar la situación actual y de criticar el plan para la desescalada.

“No es ni mucho menos como la anterior crisis porque ha sido un cierre total repentino y sin posibilidad de reacción. Es inadmisible que el Gobierno no haya tenido en cuenta a la Confederación Española de Hostelería para la puesta en marcha de una hoja de ruta viable, porque la que tenemos ahora mismo, con un 30% de ocupación, es la ruina para la hostelería y para nosotros”.

Si hay algo que no es negociable para este empresario es la salud nada puede ir en contra de la salud, pero creo que a la hostelería se le está estigmatizando y perjudicando más que a otros sectores y no creo que sea lógico ni justo”, haciendo referencia a las restricciones y condicionantes que no se están exigiendo a otros establecimientos comolos supermercados, por poner un ejemplo.

García señaló, como posibles soluciones, que todos los políticos y actores económicos y sociales se pongan a hablar, sin partidismos ni ideologías extremas porque es impresentable que se tomen medidas sin consenso y sin contar con el sector privado y en segundo lugar, la petición de un préstamo a Europa sin devolución “para que tanto el país como las empresas podamos recuperar la actividad sin asumir todas las pérdidas que se están generando”.

JORGE VERÁSTEGUI: «LO PRIMERO ES PROTEGER A LAS PERSONAS, PERO DESPUÉS ES NECESARIO GARANTIZAR LA CONTINUIDAD DEL NEGOCIO»

El director de Ventas y Distribución de Heineken, Jorge Verástegui, destacó lo insólito de esta crisis, nunca vivida por la multinacional presente en todo el mundo, ni tan siquiera durante la Guerra Mundial.

“La caída de las ventas ha sido muy elevada porque el consumo de cerveza fuera de casa es muy alto y el cierre de la hostelería tiene un impacto muy grande”.

La compañía cervecera ha tenido que cerrar sus fábricas en México o Brasil, por ejemplo, mientras que en España sigue abierta para poder servir a supermercados. Además, se han cancelado eventos como la Feria de Abril de Sevilla y del Oktoberfest de Munich, ambos eventos donde el consumo de cerveza es masivo.

Verástegui explicó las prioridades de la empresa: lo primero, proteger a las personas, a través del teletrabajo entre otras medidas; garantizar la continuidad del negocio y ofrecer ayuda y cobertura a sus clientes y al canal de distribución.

Para ello, Heineken ha elaborado unas Guías de actuación para poner a salvo los negocios de hostelería: “Hay más de 300.000 puntos de venta de hostelería en España y muchos son pequeños negocios, poco profesionalizados, que no sabían lo qué tenían que hacer, había que poner medidas”. Heineken ha puesto en marcha dos iniciativas: Fuerza Bar – una plataforma de asesoramiento a los baristas – y Aula Abierta – donde ofrecen formación, consejos y tutoriales – para echarles una mano.

Jorge Verástegui hizo un llamamiento a la solidaridad y a la cooperación de todo el sector y de la sociedad y reclamó un liderazgo sólido y microliderazgos que sirvan de guía en esta encrucijada.

“Esto es un ecosistema en el que hay un engranaje que se ha parado y donde todos tenemos que arrimar el hombro para que vuelva a funcionar. Si el grande sobrevive y no hay nadie alrededor, tu supervivencia será estérilconcluyó.