León, ciudad indiscutible de la cultura, se citó anoche, para reafirmar la importancia de su patrimonio artístico, literario y natural. Destacadas figuras del mundo de la cultura debatieron sobre el futuro de la cultura leonesa y la necesidad de seguir apostando por ella para lograr el desarrollo y potenciar el futuro en la región.

La Fundación MonteLeón puso el broche de oro a su programación especial en conmemoración de su 30 aniversario con un último Punto de Encuentro celebrado en el Palacio del Conde Luna, esta vez bajo la fórmula del Filandón tradicional leonés y, como viene siendo costumbre, con un rotundo éxito de convocatoria.

Numerosos rostros conocidos de los ámbitos de la política, la educación y la cultura asistieron anoche a la cita.

Numerosas personalidades de los ámbitos de la educación, la cultura y la política quisieron mostrar su apoyo asistiendo al acto, entre ellas el alcalde León Jose Antonio Díez, el Rector de la Universidad Juan Francisco García Marín, representantes de los departamentos de cultura de la Diputación y la Junta de Castilla y León, representantes del ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo y la Cámara de la Propiedad Urbana e incluso autoridades militares. Y poor supuesto, un gran número de leoneses orgullosos de su legado cultural.

Francisco J. Martínez Carrión, reputado periodista y patrono de la Fundación MonteLeón, en un momento de su intervención.

El patrono de la Fundación Francisco J. Martínez Carrión, periodista de gran trayectoria y amante de la cultura, comenzó haciendo balance de todos los actos llevados a cabo en conmemoración del 30 aniversario de la Fundación, desde mesas de debate a puntos de encuentro que reunieron a deportistas, periodistas, escritores literarios, emprendedores y científicos con el fin de fomentar el sentido crítico y la participación de los jóvenes leoneses para reivindicar y hacer visible que en León hay un talento joven que debe ponerse en valor.

A continuación, Martínez Carrión dió paso a los ponentes para que debatiesen sobre el punto en el que creen que se encuentra la cultura en la provincia de León. Para ello lanzó a los contertulios preguntas como si la Cultura es un signo identitario de León, el papel que debe jugar en el impulso económico de la provincia o su sinergia con otros sectores clave como el turismo.

La cita contó con tres «primeros espadas» de la cultura nacional, como son Salvador Gutiérrez Ordóñez, Rogelio Blanco Martínez y Luis García Martínez.

FILANDÓN A TRES

Salvador Gutiérrez Ordóñez, catedrático, académico de la Universidad de León y miembro del Consejo Aseso de Fundéu BBVA, presidente de la Fundación Sierra Pambley de León y presidente del Jurado del Premio de Novela Corta de la Fundación MonteLeón defendió que el patrimonio y la literatura han sido y son un pilar fundamental para el desarrollo de la provincia, haciendo énfasis en la necesidad de vertebrar los nuevos movimientos culturales para no perder el talento. Reivindicó además la necesidad de fomentar la sensibilidad en la educación para hacer posible la pervivencia de los conocimientos a través del tiempo, centrándose en el arte y la música.

Rogelio Blanco Martínez, Doctor en Pedagogía, licenciado en Antropología y Ciencias del Hombre y en Filosofía y Letras y diplomado en Sociología Política destacó las posibilidades culturales de León: desde el románico y el gótico a Gaudí pasando por la gastronomía o los espacios naturales.

Reivindicó la necesidad de que la cultura tenga un discurso fuerte y creíble, no siendo usada para fines electoralistas y remarcó la a veces escasa capacidad de las autoridades de dotar de los recursos necesarios a los empresarios culturaleas, existiendo en España más de 80.000 empresas de este tipo.

Luis García Martínez, Licenciado en Filosofía y Letras especialidad en Historia del Arte y Musicología por la Universidad de Oviedo siguió en la misma línea, posicionando a la cultura como un pilar fundamental, pero tuvo un discurso más crítico aún, apostando por un nuevo modelo que se centre en la innovación y se apoye en las nuevas tecnologías para catalizar la cultura a las nuevas generaciones.

Remarcó una vez más la importancia de las instituciones, capaces de potenciar e impulsar la cultura, haciéndola permeable para así construir en un futuro zonas estables en la provincia para que atraigan el turismo, creando centros culturales que descentralicen la cultura y la lleven fuera de capital.

El alcalde Jose Antonio Díez fue el encargado de cerrar el acto.

Jose Antonio Díez, alcalde de León, cerró el Filandón, mostrando el gran interés por la cultura del proyecto que tiene para la ciudad en esta legislatura y transmitiendo algunas de las ideas de mejora que quiere llevar a cabo.

La Fundación MonteLeón agradeció una vez más el apoyo de colaboradores y patrocinadores que le han ayudado a hacer posibles estos eventos durante los últimos meses, destacando el papel de Caja Rural, Acción Cultural Española y también del Ayuntamiento de León.