El anuncio de una probable OPA de Abanca a Liberbank, según ha desvelado el diario económico Expansión, ha convulsionado los mercados bursátiles y financieros y tenido una honda repercusión en León, ya que Unicaja, banco que absorbió a Caja España y a Caja Duero, negocia, en paralelo, una fusión con Liberbank. Ahora el futuro de esta operación queda en al aire. Unicaja está aún en proceso de consolidar su presencia en León y en el resto de la Comunidad, con procesos de reconversión en marcha.

La entidad financiera, Abanca, con sede en Galicia, confirmaba esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha mantenido conversaciones con el banco Liberbank, con sede en Asturias, promover «una eventual operación corporativa entre ambas entidades». La  CNMV ha suspendido esta mañana la cotización de Liberbank en la Bolsa española y la de las emisiones de renta fija y preferentes de la gallega en el mercado de renta fija AIAF, en respuesta a las informaciones aparecidas en prensa. Las acciones de Liberbank se disparaban más de un 22% en su vuelta al parqué, hasta intercambiarse a un precio de 0,48 euros.

Manuel Azuaga
Manuel Azuaga, presidente de Unicaja/ Diario Sur

En un comunicado oficial, Liberbank ha asegurado que «no ha recibido hasta la fecha ninguna oferta concreta […] ni está en conversaciones para llevar a cabo ninguna operación estratégica distinta de la anunciada el 12 de diciembre…». Ese día la entidad asturiana confirmó que negociaba una fusión con Unicaja para conformar el sexto banco de España. 

El acercamiento de Abanca a Liberbank ha sido desvelado por el diario económico Expansión. Según este diario, que cita fuentes cercanas a la operación, la adquisición se llevaría a cabo a través de una suerte de opa por partes. Abanca habría propuesto a las fundaciones herederas de las cajas fundadoras de Liberbank (CajAstur, Caja Cantabria y Caja Extremadura) un canje de acciones para mantenerse en el capital de una hipotética entidad combinada.

Para el resto de los inversores, la compensación sería en metálico. Y, según lo comunicado por Abanca al regulador bursátil, el precio que se ha puesto sobre la mesa de algunos de los principales accionistas de Liberbank es de 0,56 euros por título. Esta cifra representa una prima de más del 40 % sobre la cotización que marcó la entidad al cierre de la jornada de ayer en Bolsa: 0,392 euros. En cualquier caso, Abanca puntualiza que «no se ha concluido ni formalizado acuerdo alguno».

En el regreso a la cotización, una vez levantada su suspensión, Liberbank se ha disparado un 17,5%, hasta los 0,46 euros, lejos aún de los 0,56 euros barajados en la posible opa de Abanca. con el paso de la sesión roza el 20% de revalorización. El rally de hoy impulsa su capitalización al entorno de los 1.400 millones de euros

UNICAJA

El otro banco cotizado implicado en la operación, Unicaja, cotiza a la baja, con mínimos intradía, justo por debajo del nivel del euro por acción, al ver peligrar su proyecto de fusión con Liberbank. El valor en Bolsa de Unicaja se repliega hacia los 1.600 millones de euros.

Unicaja no se ha pronunciado respecto a la intención de Abanca de tomar el mando de su socio en la fusión. Fuentes del banco de Manuel Azuaga aseguran que no quieren entrar a “valorar operaciones de terceros”. A su juicio, la negociación de Abanca “no cambia el escenario”, por lo que Unicaja continúa trabajando en la fusión con Liberbank en los plazos que se ha marcado. El banco andaluz se remite al hecho relevante que trasladó la entidad presidida por Manuel Menéndez a la CNMV, en el que aseguraba que la única operación que tenían en marcha es la de integración con Unicaja.

La entidad se está anotando caídas en bolsa superiores al 3,5% en la jornada de este viernes, pero también rechazó “especular” sobre el impacto que sufre en el parqué a causa de la negociación entre Abanca y los accionistas de Liberbank.

El núcleo duro de los accionistas privados en Liberbank son el fondo Oceanwood, el empresario mexicano Ernesto Tinajero (a través de Aivilo Spain), la Corporación Masaveuy Norges Bank, el gestor del fondo soberano de Noruega.

El deseo de Abanca por crecer vía compras, según Expansión,  es de sobra conocido en el mercado. No sería la primera vez que intenta hacerse con Liberbank, que le permitiría crecer sobre todo en el norte de España y Castilla-La Mancha. La antigua caja gallega ya se interesó en 2017 por la entidad de origen asturiano.